La Dirección General de Tráfico (DGT) continúa esmerándose en el control de las infracciones de tráfico que se producen en las carreteras españolas. Tras la llegada de los drones -dos de ellos operan en Canarias- vienen las furgonetas camufladas, las cuales ya vigilan algunas vías del país. Ayer informábamos que la DGT aumentará los controles de velocidad de cara al Puente del 15 de agosto.

Según han explicado agentes de la Guardia Civil a Telecinco, el uso de estás nuevas furgonetas camufladas se debe a que “es un vehículo que pasa totalmente desapercibido”. “En apenas treinta minutos, hemos observado cuatro infracciones”, añade.

Cuando los dos guardias civiles que van en el interior se percatan de que un conductor está, por ejemplo, usando el teléfono móvil, lo primero que se hará será informar de las características del vehículo infractor a los agentes que se encuentran a pie de carretera, que son quienes se encargaran de parar al infractor y ejecutar las diligencias correspondientes.

Estos agentes estarán formados por la Guardia Civil y las distintas Policías Locales, quienes además seguirán controlando los excesos de velocidad a través de radares fijos, estáticos y móviles, así como desde el aire con la presencia del helicóptero Pegasus de la DGT.