Un año más como de costumbre, vuelve a cambiar la hora con la llegada del mes de octubre y con el objetivo de adaptarlo al invierno para el ahorro energético. En cambio de horario, tendrá lugar la madrugada del sábado 26 de octubre al domingo 27. Ese día tendremos que atrasar las manecillas del reloj. Es decir, a las 3 tendremos que volver a poner las 2.

Con el cambio de hora, habrá menos luz, anochecerá antes y los días serán más cortos hasta que se produzca el nuevo cambio de hora en abril. Todo apuntaba que sería la última vez, tras un proyecto presentado en el seno de la Unión Europea pero finalmente se ha pospuesto hasta 2021. Un año más de aplicación de una medida que ya viene adoptándose desde mediados de los años 70.

El origen fue la reducción del consumo de energía y una forma de equiparar el comienzo de la jornada laboral al momento que empezaban a salir los primeros rayos de sol. En vistas de su moderado cumplimiento, se inició el debate que debe desembocar en un horario único los 365 días del año.