También habrá controles de temperatura, será obligatorio el uso de mascarillas faciales y se limitará su servicio de comidas a bordo.

A partir del 1 de julio, Ryanair pondrá en marcha nuevas normas obligatorias y recomendaciones para los pasajeros que ayudarán a prevenir cualquier propagación del Covid-19. Algunas son de carácter general y similares a las del resto de aerolíneas, mientras que otras, como la prohibición de los pagos con dinero en efectivo, son más novedosas.

Así, los clientes deben llevar mascarillas o protección facial en todo momento tanto en las terminales como a bordo de los aviones. De igual modo, la tripulación de Ryanair también deberá llevar mascarillas durante todo el vuelo, incluyendo el embarque y el aterrizaje.

También se insta a los pasajeros a comprobar su temperatura antes de salir de casa. Aun así, se realizarán controles de temperatura a todas las personas que entran en el aeropuerto (antes de la facturación / control de seguridad). Y se anima a los clientes y a la tripulación a lavarse las manos regularmente y a usar geles desinfectantes en todas las terminales del aeropuerto antes de embarcar.

Puedes leer el artículo completo en El Español / Invertia