Iker Jiménez, presentador y codirector de Cuarto Milenio ha admitido que fue en Canarias donde, en una de sus visitas, se llevó “un susto bueno” en uno de los lugares más misteriosos de las Islas.

Fue en el conocido Barranco de Badajoz, en Tenerife, lugar que visitó con nuestro compañero, y experto divulgador, José Gregorio González: “Escuché mi propia voz hablando del Barranco de Badajoz. No entendía lo que pasaba”.

El asunto, poco a poco, se volvió más extraño, hasta que lograron desvelar lo que sucedía, algo que tenía menos misterio de lo esperado. Lo contó ayer en Milenio Live, un espacio que puede seguirse por internet en todo el planeta.