Poco a poco España se va acercando a esta nueva normalidad que tanto ansiamos pero que, por otro lado, nos asusta frente a nuevos rebrotes de COVID-19. Nos guste o no, esa incertidumbre nos va a rodear durante una larga temporada, por lo que vamos a tener que aprender a vivir con ello.

Son muchos los padres que van a volver pronto a su puesto de trabajo y que van a necesitar que sus hijos vuelvan a la guardería o participen de un campamento o escuela de verano, una decisión sobre la que no dudarían en una situación normal. Además, los niños también necesitan volver a la normalidad, jugar con otros niños, salir más a la calle, disfrutar de su infancia, aunque siempre con precauciones, según defiende en una entrevista con Infosalus la pediatra y directora del Centro Creciendo de Alicante, Lucía Galán Bertrand, más conocida como ‘Lucía, mi pediatra’.

“Los niños deben recuperar su vida. No se les puede dejar encerrados otra vez. A partir de ahora no puede haber en un aula 30 niños juntos, y los mayores de 6 años deben usar mascarilla aunque estén con otros niños. Los maestros también. Se debe fomentar el lavado de manos frecuente, decir a las familias que no es el momento de hacer grandes cumples o fiestas. Los niños son los menos afectados en la pandemia y los que más han sufrido desde punto de vista emocional y también los que mejor se han portado”, subraya.

Esta divulgadora se muestra también partidaria de que los niños recuperen su actividad “con sentido común” y siguiendo las recomendaciones oficiales: “Deben empezar a salir, tienen que ir a la escuela infantil con las medidas de seguridad, deben volver al cole y a jugar. El derecho al juego y al aprendizaje están definidos desde hace años por la ONU”.

¿MEJOR CON ABUELOS O EN LA GUARDE?

Respecto a si los niños estarán mejor con sus abuelos, que pueden ser población de riesgo, o bien en una guardería, la presidenta de AEPap mantiene que “los niños estarán más seguros en entornos con contactos escasos y controlados”. Dado que cada entorno es diferente, dice que habrá que evaluar las distintas posibilidades de contagio de los niños y también de sus abuelos.

“Lo más importante, sin embargo, es que la población esté concienciada de que ante el mínimo síntoma de catarro, fiebre, o digestivo, y se debería hacer PCR en el mismo día, sea quien sea el que inicie los síntomas (niños, padres, abuelos). Y por el mismo motivo, si un niño ha tenido contacto con un caso sospechoso o confirmado guarde la cuarentena con el debido aislamiento y, entonces sí, no se exponga a las personas mayores de su entorno”, remarca la doctora Concha Sánchez Pina.

Sobre las precauciones a seguir, desde la AEPap enumeran las siguientes medidas:

  • Extremar las medidas de higiene entre los alumnos, profesores y el resto del personal. Se debe prestar especial atención en la entrada y la salida, después de usar el baño, también al preparar las comidas.
  • Se deberán colocar dispensadores de jabón y /o soluciones hidroalcohólicas en pasillos y dentro de aulas y baños, papel para el secado de manos, papeleras con pedal al alcance de los niños e insistir en la educación para su uso adecuado.
  • Se deberá realizar limpieza continua con desinfectantes, haciendo hincapié en las superficies de manipulación frecuentes como cambiadores, pomos de puertas, cunas, sillitas, entre otras.
  • Se debe de evitar el hacinamiento de los niños en salas pequeñas, limitando el número de niños en espacios cerrados a la cifra que permita asegurar la distancia de 2 metros a su alrededor.

En las escuelas de verano y campamentos resaltan que el papel más importante lo tendrán los monitores, quienes deberán dar ejemplo con sus actuaciones: “Deberán realizar las reuniones y comidas manteniendo la distancia social mínima de dos metros y buscando siempre los espacios abiertos para realizar las actividades”.

En ambos casos, los miembros de AEPap defienden que seguirá siendo muy importante que toda la población se responsabilice de las medidas individuales de higiene, mascarilla, distancia de seguridad hasta que las autoridades sanitarias lo determinen.