Un vuelo de Air Europa tuvo que retornar a Madrid, desde donde había despegado con destino a Ámsterdam, debido a las fuertes turbulencias que en la aeronave causaba la tormenta Ciara.

Los pasajeros quedaron aterrorizados, especialmente una pasajera, de la que se pueden escuchar los gritos debido al estado de pánico en el que se encontraba. Tras tres intentos de aterrizaje por parte de los pilotos, el avión se vio obligado a regresar.

La tormenta ‘Ciara’, la primera del año, tocó tierra en la noche del pasado sábado en Irlanda y el domingo azotó Reino Unido y la Europa continental causando importantes daños y dificultando especialmente los transportes y el suministro eléctrico con intensas lluvias y fuertes vientos.

En el Reino Unido se contabilizado 123 alertas por inundaciones y se han registrado rachas de hasta 138 kilómetros por hora concretamente en Capel Curig, Gales. Al menos diez empresas ferroviarias han emitido alertas para evitar los desplazamientos y otras 20 han informado de retrasos en los trayectos.

El viento ha provocado daños en el tendido eléctrico debido a la caída de árboles y ramas. En los Aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Ciudad de Londres de la capital británica se han producido retrasos y cancelaciones.