Una niña de tres años fue violada y decapitada la semana pasada por tres hombres, después de haber sido secuestrada cuando dormía junto a su madre en la estación de tren de Jharkhand, en la India. Cuando la progenitora se despertó, y vio que la pequeña no estaba a su lado, llamó a la Policía.

Una cámara de seguridad de la estación captó el momento del rapto, a manos de un varón que llevaba camiseta y pantalones cortos, según informó Daily Mail, grabaciones que fueron determinantes para encontrar a los autores de los hechos.

Los tres hombres han sido detenidos. Uno de ellos salió de la cárcel recientemente por delitos similares; es decir, por secuestrar e internar asesinar a una menor en 2015, mientras que otro está siendo investigado por un presunto delito de tráfico de niños. Este y sus secuaces violaron a la niña a lo largo del día y decidieron estrangularla porque no dejaba de llorar, según informó el citado medio.