La pandemia del COVID-19 ha afectado a diversos sectores empresariales por las pocas posibilidades de ofrecer productos y servicios debido a las restricciones como el confinamiento. A nivel mundial bajaron las ventas y ganancias de muchas PYMES y microempresas, pero también se generó un impacto en los espacios digitales que permitieron el fortalecimiento de dichas empresas.

La digitalización ha brindado la oportunidad de expandir el negocio a nuevos mercados nacionales e internacionales, adaptándose a la nueva normalidad. De hecho, muchas se sirvieron de los servicios de traducción y localización web y de contenidos para llegar a clientes de todo el mundo; unas herramientas que, además, permiten a las empresas crecer sin fronteras y satisfacer sus necesidades.

¿En qué consiste la traducción y localización web?

La digitalización de las empresas permite, a través de sitios web y apps, difundir la información del negocio en el mercado global. Gracias a este proceso, las empresas tienen la posibilidad de generar contenido traducido y localizado y de acceder a herramientas esenciales para posicionarse y captar tráfico web y clientes potenciales.

Es por ello que la traducción y localización web tiene un papel fundamental para garantizar que la información del negocio pueda transmitirse con totales garantías a otras lenguas y culturas de destino. Pero, si bien ambos conceptos pretenden trasladar la información a otras lenguas, existen diferencias entre los servicios de traducción y de localización

Traducción de sitios web

Para que las empresas digitalizadas logren expandirse y posicionarse en otros países necesitan sitios web traducidos. La traducción traslada el contenido web de una plataforma o app desde el idioma de origen hacia el idioma requerido por el usuario.

Localización web

La localización de sitios web adapta el contenido traducido a la región donde se ubican los usuarios. Consiste en un proceso más allá de la traducción, ya que produce una información ajustada a los aspectos socioculturales y lingüísticos del espacio geográfico. Generalmente, se aplica la localización técnica para adaptar los menús de la plataforma, app, el software, fuentes, archivos, etc. Sin embargo, la localización cultural y lingüística también se preocupa de aspectos como el sentido de la lectura, el tipo de alfabeto, las onomatopeyas o los referentes de la cultura popular del lugar de destino.

¿Qué ventajas ofrecen los servicios de traducción y localización web?

La traducción y localización web sirve a las empresas para contactar con clientes potenciales y fidelizados. Se trata de transportar el contenido al contexto adecuado de forma que sea capaz de atraer y despertar el interés de los usuarios. Por ejemplo, en ocasiones, la traducción literal de un eslogan o anuncio del español a otro idioma no resulta adecuada ni natural, pudiendo dar resultados poco profesionales y dando al traste con los esfuerzos de expansión a otros mercados. 

Esta problemática hace que se recurra a servicios de localización y adaptación que permitan traspasar las barreras del idioma. ¿Cómo? A través de contenidos perfectamente localizados que fomenten el proceso de comunicación bidireccional entre la empresa y sus clientes.

Cuando una empresa desea acceder a nuevos mercados, comunicarse con los clientes se hace más fácil con la ayuda de Internet y la globalización. Se ha demostrado que el idioma es un factor clave en el proceso de decisión de compra. Por tanto, establecer la imagen de marca en todos los mercados geográficos significativos para el negocio se antoja fundamental. En este sentido, algunas de las principales ventajas de una buena traducción y localización son:

Amplía el mercado

Las necesidades que se encarga de satisfacer una empresa en su lugar de origen a través de su catálogo de productos o servicios puede extrapolarse a distintas ubicaciones geográficas. Ante esto, la traducción y localización de un sitio web amplía las posibilidades de contactar con clientes potenciales y fomenta una mejora de aspectos tales como el posicionamiento, el reconocimiento de la marca o el aumento de la facturación.

Satisface a los clientes

Acceder a una página web o app empresarial y darse cuenta de que la información no está traducida en el idioma nativo puede significar una gran barrera en el proceso de compra, ya que puede suponer una gran frustración en la experiencia de navegación. Toda empresa que quiera facilitar dicho proceso, debería contar con un servicio de traducción y localización web.

Incrementa las ventas

Al disponer de contenido traducido y localizado, los posibles clientes empiezan por entender el catálogo de productos o servicios que tienen a su disposición. Pero también otros aspectos tan importantes como los valores de marca, los procesos de producción o el compromiso de la compañía con determinados ámbitos o problemáticas. Asimismo, se integra cada uno de los aspectos básicos en el proceso de navegación web en base a la cultura y experiencia del usuario para que se sienta lo más cómodo posible en el proceso de compra.

Claves de la localización web

Los usuarios son propensos a consumir en páginas web y apps móviles que están en su idioma de preferencia. Y es que así pueden adquirir productos y servicios de manera sencilla, sin recurrir a las herramientas de traducción automática convencionales que pueden llegar a generar gran cantidad de errores y una gran confusión en el usuario. La traducción y localización de un sitio web empresarial tiene en cuenta aspectos como los siguientes:

  • Idioma y lenguaje de destino;
  • Sentido de lectura del usuario;
  • Onomatopeyas culturales;
  • Tipo de alfabeto de la región;
  • Unidades de medida;
  • Divisas;
  • Gestos de las imágenes;
  • Errores de navegación;
  • Referentes cotidianos.

En definitiva, el sitio web debe considerar estos aspectos en textos, tablas, gráficos y contenido multimedia desde diferentes idiomas y sin perder de vista aspectos sociodemográficos y culturales del lenguaje. A su vez, es importante la adaptación de los chats de atención al público, los sistemas de pago o incluso las políticas y condiciones de la web.