BALONCESTO

El Iberostar Tenerife, ahora, a por la Intercontinental

Tras ganar la primera edición de la Basketball Champions League, el Iberostar Tenerife puede seguir ampliando su palmarés internacional. Los aurinegros tendrán la opción de disputar la Copa Intercontinental el próximo verano ante el Guaros de Lara de Venezuela, otra oportunidad única para los insulares.

La Intercontinental enfrenta al campeón de la Liga de las Américas con el campeón de la máxima competición de FIBA Europa. El curso pasado fue Fraport Skyliners de Frankfurt el equipo europeo clasificado tras imponerse en la Europe Cup, pero con la creación de la Champions será el Iberostar Tenerife el conjunto que represente a Europa este curso.

En la Isla

Horas antes de que se disputara el último encuentro de la Final Four, en Barquisimeto, ciudad del Guaros de Lara, esperaban para conocer a su rival en el torneo mundial sabiendo que, muy posiblemente, la final se disputaría en Europa. Con el último cambio de formato, la Intercontinental se juega a partido único y el curso pasado los venezolanos consiguieron alzarse con la misma tras ganar en Frankfurt por 69-74. Curiosamente, al frente del Guaros de Lara se encontraba Iván Déniz, entrenador tinerfeño que tiempo más tarde salió de la entidad venezolana a pesar de sus buenos resultados. Hasta la llegada del preparador insular, el equipo nunca había ganado ni la Liga de las Américas ni la Intercontinental.

Este curso Guaros ha vuelto a dominar en Sudamérica por delante del Weber Bahía Basket argentino y el Baurú brasileño, al tener un presupuesto muy superior al del resto de entidades. Jugadores tan conocidos en España con Andy Panko o Jeleel Akindele juegan parte de la temporada en Guaros de Lara, justo cuando se trata de disputar los títulos oficiales, sea en una final como la Intercontinental o en los play-offs de la máxima categoría de Venezuela.

“Nos tocará viajar para defender el título de la Intercontinental. Ya estamos trabajando para eso”, apuntó Jorge Hernández, dueño y presidente de Guaros de Lara, en declaraciones al portal Liderendeportes.com. El dirigente venezolano desveló que podría ser “en agosto o septiembre” cuando se jugara el torneo, descartando por completo que el mismo tuviera como escenario el Domo Bolivariano de Barquisimeto.

De esta forma, Tenerife volvería a acoger un torneo cestista internacional después de que la celebración de la Final Four de la Basketball Champions League atrajera los elogios de la organización y de los medios informativos extranjeros acreditados en una mesa redonda que tuvo lugar con Patrick Comninos, CEO de la Champions, en la que alababan el funcionamiento de la cita insular, desde la propia FIBA a los voluntarios que trabajaron en el pabellón, pasando por los miembros del Canarias.

Otro proyecto FIBA

Tener una competición internacional de clubes es uno de los objetivos del máximo estamento cestista mundial. En 2013, un acuerdo entre FIBA y Euroliga permitió que Olympiakos, Flamengo o Real Madrid se alzaran con el título. Problemas de calendario, además de las malas relaciones de sobra conocidas entre las dos organizaciones más importantes del baloncesto europeo, obligaron a FIBA a tener que replantear la idea, llevando a enfrentarse al campeón sudamericano al campeón de la Europe Cup.

Antes, la Copa Intercontinental siempre fue un viejo anhelo de muchos dirigentes europeos, surgido, fundamentalmente, de la mano de Raimundo Saporta. El paso de los años, con muchos cambios de denominación incluidos, dejó casi olvidada esta idea, a pesar de que tuvo épocas de gran prestigio.
La irrupción en la misma de clubes NBA llevó a la Intercontinental a ser un torneo más espectacular que con prestigio deportivo, algo con lo que la actual Champions quiere acabar, entre otras cosas, para tratar de demostrar que pueden ser el futuro. En ese futuro tiene mucho que ver el CB Canarias.

TE PUEDE INTERESAR