ESPECIAL SECTOR PRIMARIO

El sur de Tenerife pide agua con urgencia

BALSAS BALTEN
Las estaciones desaladoras de agua del mar tratan de aliviar la sed que padece el sector agrario

POR CANDELARIO GUANCHE

Hemos entrado en el verano, presos de la inquietud y compartiendo un sentimiento de alarma. Hay que recordar que llevamos un lustro en el que las medias de precipitaciones en la vertiente sur de Tenerife no han superado los 135 y 165 mm anuales en los dos valles agrícolas de Las Galletas e Isora, y resulta inevitable citar las sequía acaecida en el año agrícola 2011-2012, en el que las precipitaciones en la vertiente sur de Tenerife no alcanzaron los 30 mm.

Ante tan compleja situación se han ido arbitrando medidas correctoras. Cabe destacar la reciente inauguración de la Estación Desaladora de Agua de Mar (EDAM) de Granadilla, construida por el Gobierno de Canarias, que ha permitido que el Consejo Insular de Aguas, a través de Balten, esté suministrando un caudal de agua desalada que se calcula llegará a superar un hectómetro cúbico a finales del presente año. Estas aguas se están incorporando al Sistema de Reutilización de Tenerife que gestiona la Entidad Pública Empresarial Local Balsas de Tenerife (EPEL Balten), elevándose a la presa de El Saltadero, desde la que se distribuye fundamentalmente al valle de Las Galletas, zona en la que se está atenuando la alarma inicial, pues se comprueba el aceptable estado de los embalses del sistema, que están al 60% de su capacidad, así como por la sensible mejora en la calidad de las aguas con las que se riega.

En la comarca de Guía de Isora, municipios de Adeje, Guía y Santiago del Teide, la entidad Balsas de Tenerife gestiona las infraestructuras hidráulicas de la Estación Desaladora de Aripe y la Balsa de Lomo del Balo, infraestructuras que tienen la consideración de interés público o general en su condición de estar destinadas a “allegar recursos de agua y mejorar las condiciones de aplicación de los mismos”. Cabe añadir que Balten ha adquirido recientemente la Red de Riegos Coagisora, importante infraestructura que pertenecía a la citada cooperativa y que consta de 30 kilómetros de tuberías, lo que permite que la entidad se convierta de hecho en el único distribuidor de agua agrícola en la zona.

No podemos obviar el problema al que se enfrenta la entidad: escasez de recursos disponibles para poder satisfacer la constatada demanda, que crece en el verano, y la impasividad del mercado del agua, por la prioridad que tiene el abastecimiento urbano. Se suma como agravante el retraso que se va produciendo en la entrega al Consejo Insular de Aguas de la EDAM de Fonsalía, en el término municipal de Guía de Isora.

El Cabildo de Tenerife, a través de Balten, contemplando las circunstancias citadas, ha solicitado a la Dirección General de Aguas del Gobierno de Canarias, habida cuenta de los importantes perjuicios que para el interés público se derivarían en caso de un desabastecimiento de agua en el sector agrícola de la comarca de Isora, “que se arbitren cuantas medidas estén a su alcance para que hasta la fecha de entrega al Consejo de la Estación Desaladora de Agua de Mar de Fonsalía, cuyas obras están contratadas por esa dirección, pueda la entidad publica Balten aprovechar los caudales producidos por aquella EDAM, en un volumen diario deseable de 2.000 metros cúbicos, corriendo Balten con los gastos que se deriven de tal maniobra”.

Los caudales a los que se hace referencia deberán ser suministrados en el depósito regulador, también construido por la Dirección General de Aguas, en el entorno de la EDAR de Las Charquetas, a la cota de 160 metros y con 10.000 m3 de capacidad, en el municipio de Guía de Isora. Una vez allí situada el agua, Balten estará en disposición de elevar esos caudales, debidamente desalados, hasta la Balsa de Lomo del Balo, en Guía de Isora, que tiene 500.000 m3 de capacidad, a razón de 2.000 m3/día, o para su entrega directa “por gravedad” a una arqueta situada aguas abajo del depósito, en la que distintos regantes puedan acometer sus respectivas tuberías de traslado a sus fincas. Con esta acción se abarca la práctica totalidad de la comarca, desde Los Mejores (Adeje) a Hoya de Las Piedras (Santiago del Teide). Actualmente el embalse está al 26% de su capacidad y es un verdadero crisol de mezcla de aguas de distinta procedencia, que se podrían ver mejoradas en su conjunto por la excelente calidad que tienen las aguas procedentes de la EDAM.

El consejero de Agricultura del Cabildo de Tenerife, Jesús Manuel Morales, confía en la inminente puesta en funcionamiento de la EDAM de Fonsalía. Entiende que con el conjunto de obras que hasta la fecha se han ejecutado los agricultores de la zona pueden disponer de 1.300 a 2.000 m3 de agua al día.

El agua es soporte básico para numerosas fincas con cultivos destinados al mercado interior y para el inicio de los semilleros del tomate, cultivo que podría alcanzar un nuevo despegue tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que reduce considerablemente las deudas que reclamaba a las entidades exportadoras. Son muchas las parcelas que al paso de los años han quedado abandonadas y que podrían incorporarse a la producción. En su mayoría son terrenos situados en la zona de medianías, que disponen por regla general de red de riegos.

TE PUEDE INTERESAR