Garachico

Las piscinas naturales del Caletón tendrán baños públicos el próximo verano

Las piscinas naturales del Caletón son uno de los principales atractivos de Garachico. DA

Las piscinas naturales del Caletón, en Garachico, una de las zonas de baño más frecuentadas en el Norte de la Isla por su particular belleza, tendrán baños públicos el próximo verano.

Este ha sido uno de los requisitos que el Ayuntamiento de la Villa y Puerto le ha puesto al concesionario del restaurante del mismo nombre, para renovarle el contrato quince años más. La construcción correrá a su cargo y mientras tanto, los usuarios podrán utilizar los servicios del restaurante que ya no serán de uso exclusivo para los clientes.

No obstante, su ubicación exacta está por definir ya que hay varias propuestas de localizaciones cercanas al establecimiento pero ello dependerá de los informes sectoriales de la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar y del área de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, que además, son vinculantes, confirma a este periódico el alcalde, José Heriberto González.

La obligatoriedad es que el empresario los haga en el plazo de un año para que puedan estar listos el próximo verano, en el primer año de la concesión. No obstante, no se descarta que los informes que realicen ambas administraciones puedan retrasar las obras.

La idea es que éstas comiencen cuando culmine la temporada de baño que todavía es aprovechada por muchos usuarios dado el buen tiempo que hay en la comarca, afirma González.

Otra de las condiciones establecidas en el nuevo contrato, es que el concesionario también deberá renovar instalaciones del restaurante El Caletón y su cocina para cumplir con la normativa actual. Debido a la inversión que todo ello conlleva, se le compensa con más años al frente del servicio, que pasa de diez a quince.

Las piscinas naturales se formaron como consecuencia de la última erupción del volcán Trevejo en 1706. Están ubicadas en un lugar de gran atractivo en la Villa y Puerto, cerca del muelle pesquero y el castillo San Miguel, una fortificación del siglo XVI, catalogado como Bien de Interés Cultural(BIC) con la categoría de monumento desde el año 1985, y con unas espectaculares vistas, y próximas al casco histórico, que alberga un valioso patrimonio arquitectónico.

TE PUEDE INTERESAR