POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL EN CANARIAS

Pobreza y exclusión en Canarias: Los datos de la vergüenza

Un hombre desempleado pide trabajo en una calle de Tenerife portando un cartel alusivo a su situación. DA

El Parlamento de Canarias dedica hoy, a partir de las 12 horas, un pleno monográfico, solicitado por todos los grupos de la oposición (PSOE, PP, Podemos, NC y ASG) para pedir explicaciones al Gobierno canario, y acordar medidas urgentes, sobre los alarmantes datos de miseria en las Islas, recogidos en el informe de la Red Europea de ONG de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN, en sus siglas en inglés), conocidos hace dos semanas, y que, con su denominada tasa Arope, sitúan al Archipiélago a la cola absoluta de España y en sexto peor lugar en la Unión Europea (UE).

Algunas cifras del informe, referidas a 2016, resultan escalofriantes, como la de que el 44,6% de los canarios (o sea, más de 937.000 personas, que viven con menos de 685 euros al mes) se hallan en riesgo de pobreza y exclusión social, lo que supone 16,7 puntos por encima de la media española. Peor que Canarias solo figuran cinco regiones de Bulgaria y Rumanía.

Otro indicador muy preocupante es el de la pobreza severa, que padece en Canarias el 13,6% de los habitantes (al vivir con ingresos inferiores a 342 euros), dato que duplica la media nacional, situada en el 6,4%, y es el más alto también de todas las comunidades autónomas, con una diferencia de 3,7 puntos porcentuales sobre la siguiente región por la cola. En el último año medido en el informe, la pobreza severa se redujo 1,2 puntos porcentuales en España, pero avanzó 0,3 décimas en Canarias.

Y más cifras sobrecogedoras: el 29,5% de los canarios menores de 60 años, es decir unas 493.000 personas, vive en hogares con baja intensidad de empleo, un indicador que refleja el problema de que en una familia los trabajos que van consiguiendo sus miembros son de bajo sueldo, corto horario en el contrato y muy temporales, por lo que son insuficientes para afrontar los gastos cotidianos. Este porcentaje es el doble de la media nacional y el más alto de todas las regiones españolas.

Más noticias
Despachan la pobreza en dos horas y no adoptan medidas

El Archipiélago está también en último lugar en desigualdad, como refleja el indicador de renta S80/S20, que se define como la relación entre la proporción de los ingresos totales percibidos por el 20% de la población con mayores ingresos y los percibidos por el 20% con menores ingresos. En Canarias este indicador en 2016 alcanzó el valor 812, y creció en 3,08 puntos desde 2008.

El informe ofrece también un dato inquietante: la carencia material severa, que afecta al 10,8% de la población canaria (solo superado por Melilla, y lejos del 5,8% de media nacional). Se trata de personas que viven en hogares que no pueden permitirse al menos cuatro de los siguientes nueve conceptos de consumo básico: pagar la hipoteca, alquiler o letras; mantener la vivienda a temperatura adecuada en invierno, irse de vacaciones una semana al año; comer carne, pollo o pescado, cada dos días; afrontar gastos imprevistos; disponer de teléfono; o bien de televisión, lavadora y coche.

TE PUEDE INTERESAR