Santa Cruz

Fin de la huelga de celo de la Policía de Santa Cruz, con 130.000 euros más al año para los agentes

El Ayuntamiento y los sindicatos alcanzan un pacto, cuantificado por el concejal de Recursos Humanos en torno a 130.000 euros anuales en beneficio de los funcionarios

Plantilla de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez
Plantilla de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife. / Sergio Méndez

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha alcanzado este viernes, 22 de diciembre, un acuerdo con los sindicatos representativos del cuerpo de Policía Local. Dicho documento reconoce mejoras en la retribución de estos funcionarios al mismo tiempo que establece las condiciones para un incremento progresivo de la presencia policial en las calles de la ciudad y, por tanto, del servicio de seguridad en la capital.

La primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Zaida González, reconoció que las negociaciones “no han sido fáciles”, pero que finalmente “ha prevalecido la voluntad común de alcanzar un acuerdo en positivo”.

El octavo teniente de alcalde y concejal de Recursos Humanos, Juan José Martínez, celebró que la asamblea sindical haya refrendado el preacuerdo alcanzado este jueves en la mesa de negociación y abogó por mantener en el futuro un cauce de diálogo permanente y sin presiones entre ambas.

Martínez explicó que el pacto, además de atender la reivindicación de los sindicatos de una mejora salarial contemplada en el apartado Jornada, también se hace cargo de la demanda del propio Ayuntamiento de establecer una diferenciación retributiva de acuerdo con las funciones desempeñadas por cada funcionario policial. Hasta ahora, en el complemento retributivo, “el factor jornada pesaba por igual en todos los policías con independencia de las funciones que prestaran”, ha señalado el concejal. Pero a partir de ese acuerdo, “se prima la valoración económica de aquellos funcionarios que trabajan en régimen de turnos, en jornada partida y en jornada ordinaria con disponibilidad”.

REPARTO DE PUNTOS PARA LA RETRIBUCIÓN

A raíz de este acuerdo, “los funcionarios que realizan sus funciones en jornada de lunes a domingo, incluyendo festivos y en turnos de mañana, tarde y noche computarán 85 puntos en el factor Jornada, que se podrán incrementar hasta los 100 puntos una vez hayamos reorientado la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del cuerpo”, ha añadido.

Quienes presten servicio en régimen de jornada partida serán reconocidos con 50 puntos, mientras que el régimen de jornada ordinaria con disponibilidad se valorará con 25 puntos y aquellos funcionarios que trabajan en jornada ordinaria, en horario de mañana o de tarde y de lunes a viernes, no puntuarán. “Este ajuste se producirá en el momento que se modifique la RPT”, explicó.

En virtud de la puntuación de cada régimen de jornada, la retribución será menor o mayor en cada caso; a diferencia de lo que ocurriría hasta hoy, cuando a todos los funcionarios se les reconocían 50 puntos sin tener en cuenta otras consideraciones.

“NO SE HA COMPRADO LA PAZ SOCIAL”

El concejal de Recursos Humanos cuantificó el acuerdo en torno a 130.000 euros anuales en beneficio de los funcionarios, si bien advirtió que “esa cuantía razonable no alcanza con mucho las demandas retributivas iniciales planteadas por los sindicatos”.

“No hemos comprado la paz social, hemos alcanzado un acuerdo razonable, dentro de los márgenes de disponibilidad del Ayuntamiento y condicionando esta oferta a que progresivamente haya cada vez más presencia policial en la calle, atendiendo a la población de Santa Cruz”, argumentó.

Martínez señaló asimismo que “es fundamental mantener un cauce de diálogo abierto e incondicionado, porque el Ayuntamiento quiere y va a contar con la representación sindical de la Policía en asuntos de vital importancia para el Cuerpo”.

En este sentido, el concejal recordó que hay una consultoría encargada para realizar un diagnóstico de los recursos humanos de la Policía y un diseño de un nuevo modelo organizativo “que aconseja que seamos todos capaces de consolidar en el tiempo la vía de la negociación y no la de la presión, para ofrecer el mejor servicio de seguridad posible, en beneficio de los ciudadanos y nunca en su perjuicio”.