SANTA CRUZ

La contaminación por azufre en Santa Cruz se reduce el 50% en dos años

La Refinería, principal emisora de SO2, se encuentra en parada técnica desde julio de 2013, lo que ha mejorado la calidad del aire en la capital

GRAFICO

La Refinería de Santa Cruz lleva casi dos años en situación de parada técnica. Desde julio de 2013 la actividad de refinado se vio suspendida, siendo retomada de forma puntual en algunas ocasiones desde entonces. Un estado, el de parada, que según confirma la propia empresa se prolongará en el tiempo, al menos hasta que se emita la decisión judicial definitiva en torno al Plan de Calidad del Aire de Santa Cruz que Cepsa ha recurrido. Este documento obliga a la Refinería a rebajar sus emisiones de manera considerable. De cumplir con él, la situación podría ser similar a la que en estos momentos registra el aire de la capital, en el que la presencia del principal contaminante emitido por el refinado de petróleo, el dióxido de azufre (SO2), se ha reducido más de la mitad desde 2013.

Según los datos que recogen las distintas estaciones medidoras de la calidad del aire, la presencia de este contaminante se ha reducido considerablemente y dependiendo de su ubicación incluso más de la mitad. En puntos de medición como el ubicado en la piscina municipal, la reducción alcanza el 75% desde que parara la Refinería, mientras que en otras como las de Tomé Cano o el parque La Granja, la reducción se sitúa en torno al 40%. Así, en 2012, el mes con la media de emisión de SO2 más alta fue el de septiembre, con 28 microgramos por metro cúbico (µg/m³). Al año siguiente, la medición más elevada, también en media mensual, fue de 24, justo en el mes en que paró la refinería, para un año después alcanzar los 10 µg/m³ en diciembre como el mayor valor. En 2015 el valor más alto fue de 7 µg/m³ en agosto. Si se hace una media anual con estas variables de la estación de la piscina, se observa cómo las concentraciones de SO2 alcanzaban los 9 µg/m³ en 2012 y casi 11 en 2013. Un año después, con medio año de actividad de la refinería, ya se redujo a la mitad la medición y ya el año pasado fue de 3 µg/m³.

Estos datos se extraen de la Red de Calidad del Aire del Gobierno de Canarias, que permite ver las mediciones de la docena de estaciones que se ubican en Santa Cruz de Tenerife y de las que la mitad miden la presencia de dióxido de azufre en la atmósfera. Se pueden comprobar tanto las emisiones por hora, como por día y por mes. Si se observan las máximas de emisión de SO2 diarias en la estación de la piscina municipal, en 2012 el valor más alto fue de 144 µg/m³, en 2013 llegó a los 105 para en 2014 reducirse hasta los 35 µg/m³ y el año pasado a 19µg/m³. Según recoge la propia página de Calidad del Aire, el valor límite diario para la protección de la salud humana es de 125 µg/m³, no pudiendo superarse más de tres veces por año.

Estudio
En el resto de elementos como el dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de carbono (CO) o partículas en suspensión (PM10), los niveles también se han reducido, pero no de forma tan evidente. Hay que tener en cuenta que el origen de estos otros contaminantes son, además de la Refinería, los automóviles, el puerto o el resto de industrias. En 2014 se hizo público un estudio realizado por el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) que confirmaba que la Refinería era la principal responsable de los altos niveles de dióxido de azufre en la capital tinerfeña, al establecer que es la fuente de emisión del 78% del total de este gas en la ciudad, frente al 12% de barcos y el 1% del tráfico rodado. Esta investigación, titulada Evaluación Integral de la contaminación del aire mediante observaciones y modelización en Santa Cruz de Tenerife, y de la que se hizo eco DIARIO DE AVISOS, arroja además otro dato significativo: el 64% de los días del año la capital presenta condiciones meteorológicas locales que dificultan la dispersión de los contaminantes de la Refinería lejos de la población, y es en estos casos cuando se registran los mayores niveles de SO2 y NO2. Por el contrario, el 33% de los días lo situación favorece su disipación.

En el caso del resto de componentes nitrogenados, la Refinería aporta el 40,3% y el tráfico rodado el 61% del total. Por lo que respecta el material particulado, los vehículos son responsables del 61%, la Refinería del 25,9% y las actividades portuarias del 13,2%.

Un plan que cumplir
Este documento tiene por objetivo garantizar que los niveles de dióxido de azufre en la zona de Santa Cruz de Tenerife cumplan con la normativa vigente. Por eso está dirigido de manera exclusiva a este contaminante y a la capital, que es donde se produjo la superación de los valores límite horario y diario de SO2 en 2011, en concreto, en la estación de la piscina municipal. El Plan justifica, entre otras medidas, la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de azufre de la Refinería de manera general en un promedio del 29% frente a las emisiones reales de 2011, que había sido de 547,60 µg/m³ de promedio hora, para situarlo en un nuevo valor promedio de 388 µg/m³.

Este documento es el que ha sido recurrido por la compañía, que en un comunicado llegó a tildar de “innecesario e injustificado”, ya que con la Autorización Ambiental Integrada en vigor y con las inversiones realizadas en los últimos años, “el supuesto incumplimiento puntual de 2011 ya estaba corregido, como acreditan los datos de 2012 y 2013”. Añadía entonces que los datos del plan se basan en los de una única cabina, “todas las restantes cumplieron en 2011 con dichos límites legales, y durante 2012 y 2013 ninguna tuvo superaciones por encima de las legalmente establecidas”, concluía la empresa.

Desde el Ayuntamiento, el alcalde, José Manuel Bermúdez, asegura que no tiene constancia de cuáles son los planes de Cepsa para el futuro. “No sabemos nada, si van a invertir o dejar de invertir; solo sabemos que está parada y que lleva demasiado tiempo así”. Añade que sí se sabe “que hay un Plan de Calidad del Aire que tienen que cumplir, y si lo hacen podrían abrir mañana. Lo único que pedimos es que cumplan”.
[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]
En el plazo de un mes colocarán nuevos paneles informativos

El Ayuntamiento de Santa Cruz ultima la colocación de dos nuevos paneles informativos sobre la calidad del aire de la ciudad. Mostrarán si la calidad es buena, regular o mala en función de las estaciones medidoras. Se ubicarán en las inmediaciones del intercambiador y de la explanada de la Alameda y estarán listos en menos de un mes.[/su_note]