internacional

El copiloto tinerfeño discutió con el piloto justo antes de estrellarse

Entre los fallecidos se encontraban los canarios Alejandro Álava Cruz y Xavier Alejandro Curbelo Caro, copiloto y sobrecargo, respectivamente

El análisis de las cajas negras del Boeing 737-800 de Flydubai que se estrelló el 20 de marzo en el sur de Rusia con 62 personas a bordo, entre ellas dos tripulantes canarios, ha demostrado que los sistemas técnicos del avión no fallaron en ningún momento, informó hoy el Comité Interestatal de Aviación, que investiga la tragedia.

“¿Dónde vas? ¡Párate!”, “¡Endereza, endereza!” y chillidos descritos como inhumanos justo antes de estrellarse. La grabación de la caja negra recuperada tras el accidente del Boeing 737 de Flydubai desvela una discusión en la cabina del avión poco antes de que se precipitara el pasado 19 de marzo contra el suelo en las cercanías del aeropuerto de Rostov del Don (Suroeste de Rusia) y que costó la vida a las 62 personas que viajaban en el mismo, entre ellos el copiloto lagunero Alejandro Álava y el sobrecargo grancanario Xavier Alejandro Curbelo.

Si ya las autoridades rusas apuntaban a un fallo humano y al mal tiempo como principales hipótesis sobre la causa del accidente, ahora el diario ruso Kommersant desvela que Álava y el comandante de la nave discreparon a gritos sobre cómo actuar ante la pérdida de velocidad y de estabilidad de la aeronave cuando intentaban, tras varios fracasos, tomar tierra en el citado aeródromo. Al parecer uno de los dos pilotos cometió un error tras desconectar el automático, presumiblemente relacionado con una mala interpretación o un fallo en el procesamiento de los datos para la maniobra. El resultado fue una subida brusca del morro y una pérdida de velocidad. Mientras el comandante pretendía recuperar esa velocidad, Álava pugnaba por estabilizar primero la nave. Al poco se habían estrellado.

Duras críticas contra Flydubai por el escaso descanso permitido a las tripulaciones

El copiloto lagunero Alejandro Álava había trabajado 10 de los 11 días anteriores al accidente que le costó la vida, según desvelo el canal estatal Russia Today, que investiga tras el siniestro acaecido en Rostov del Don las exigentes condiciones laborales a las que, según sostiene el medio, son sometidas las tripulaciones de la aerolínea Flydubai y otras, como por ejemplo la de los Emiratos Árabes. Estas revelaciones, que apuntan hacia la fatiga de la tripulación como una de las posibles causas del accidente que el pasado 19 de marzo costó la vida a 62 personas, detallan que entre vuelo y vuelo se deja un periodo de descanso de 24 horas que en la práctica significa que sencillamente se enlace el fin del último con el inicio del siguiente. También se investiga si son intimidados para que eviten bajas laborales o quejas públicas por fatiga.

Otro dato importante sobre este siniestro es el mal tiempo que sufría el Boeing 737 accidentado, ya que cuando intentaba aterrizar en Rostov del Don habían rachas de viento lateral de hasta 16 metros por segundo, densa niebla y lluvia incesante.