El Consistorio sigue adelante con el cierre del Sunset, ya que el auto de 2014 no lo impide

El propietario solicitó una medida cautelar que es parte de un proceso ya concluido y que no invalida la decisión del Pleno de clausurar el bar
Sunset 290.
Sunset 290.

La polémica sobre el cierre del popular bar restaurante Sunset 290, situado en la zona protegida de El Rincón, en La Orotava, sigue abierta. El concejal de Ordenación del Territorio, Narciso Pérez, confirma lo que adelantó ayer este periódico respecto a que el auto del 15 de marzo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 3 de Santa Cruz de Tenerife que paraliza su cierre es consecuencia de una medida cautelar solicitada en el 2014 por su propietario como parte de un proceso que ya culminó sin poder proceder a su resolución. Por lo tanto, añade, no afecta ni invalida la decisión adoptada el martes por el Pleno municipal de clausurar el local y anuncia que comunicará “de forma inmediata” la orden de clausura.

Dado que la actividad persistía y su “ilegalidad también”, el Ayuntamiento inició un nuevo expediente en noviembre de 2015. Es la culminación de este último y su resolución definitiva por parte de la Corporación donde los informes técnicos y jurídicos de los servicios municipales confirman que el Sunset ha cometido una infracción “muy grave” al realizar una actividad de restaurante en un paraje protegido como Suelo de Protección Paisajística y en el que tanto las obras realizadas como el uso no están permitidos e infringen el Plan Especial del Rincón.

Narciso Pérez subraya que la gravedad de los hechos ha llevado al Consistorio a tomar una decisión “dura y complicada”, pero sin olvidar que El Rincón es el único espacio en Canarias protegido por una ley propia y que cuenta con su propio plan especial.

[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]El PSOE exige que los expedientes estén completos antes del pleno
El portavoz de los socialistas en el Consistorio, Manuel González, confía en que se ha actuado conforme a la legalidad y considera indispensable confirmar que los expedientes importantes están completos antes de llevarlos a pleno, para no “sembrar dudas” hasta último momento, como ocurrió en este caso con el auto judicial.[/su_note]

TE PUEDE INTERESAR