La entrada de irregulares a Canarias se triplicó en 2015, con casi 600 inmigrantes más

Ello supone un incremento del 195 por ciento o, lo que es lo mismo, conlleva casi triplicar el número de personas que llegaron a las islas de manera irregular a través de embarcaciones precarias de varios tipos
Imagen de archivo de una patera. | EP
Imagen de archivo de una patera. | EP
Imagen de archivo de una patera. | EP

La presión migratoria sobre las islas Canarias se triplicó durante 2015, con la llegada de casi 600 inmigrantes más que en el ejercicio anterior, según datos del Ministerio del Interior.

Tras la tendencia decreciente de los últimos años, Canarias ha cerrado 2015 con la llegada de 875 inmigrantes irregulares, 579 personas más respecto a 2014 cuando llegaron 296 inmigrantes irregulares a las islas.

Ello supone un incremento del 195 por ciento o, lo que es lo mismo, conlleva casi triplicar el número de personas que llegaron a las islas de manera irregular a través de embarcaciones precarias de varios tipos.

En cuanto a la llegada de inmigrantes en situación irregular al conjunto de España por vía marítima, las cifras también ha experimentado un aumento del 16,6 por ciento, “especialmente a Canarias”.

En todo el año pasado, alcanzaron las costas españolas por medio de embarcaciones 5.312 personas en situación irregular frente a los 4.552 que lo hicieron en 2014, lo que supone 760 más que en el mismo período del año pasado.

LAS LLEGADAS A CEUTA Y MELILLA AUMENTAN UN 55%
La presión migratoria sobre las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, por su parte, aumentó un 55,3 por ciento en 2015, especialmente por la llegada de refugiados sirios. En concreto, el pasado año llegaron a las dos ciudades autónomas un total de 11.624 migrantes cuando en 2014 lo hicieron 7.485, lo que suponen 4.139 más que 2014.

De los 11.624 inmigrantes en situación irregular que llegaron a las dos ciudades autónomas, 7.189 eran potenciales refugiados procedentes de Siria y 4.435 de otras nacionalidades. Esta cifra es muy superior a la de 2014, año en el que de los 7.485 inmigrantes irregulares llegados a Ceuta y Melilla, 3.305 eran procedentes de Siria y 4.180 de otras nacionalidades.

En cuanto a los intentos de salto a las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla, se redujeron un 67,8 por ciento y un 78 por ciento las entradas a ambas ciudades por este método.

TE PUEDE INTERESAR