surf

Una tinerfeña diseña una quilla de surf biodegradable

La firma Exo, de Silvia Rodríguez y Josep Font, crea una quilla para las tablas biodegradable; se tiran toneladas de plástico al mar que permanecen hasta 1.000 años

Silvia Rodríguez y Josep Font, con las quillas que Exo ha confeccionado para las tablas. DA

La tinerfeña Silvia Rodríguez, ingeniera de Diseño Industrial de Producto, y el catalán Josep Font, técnico especialista en la fabricación de productos, han conseguido diseñar y fabricar diferentes accesorios utilizados por los amantes del surf con materiales 100% biodegradables. Exo, la firma dirigida por los dos emprendedores, ha puesto en el mercado uno de los accesorios más utilizados por los surfistas, la quilla de las tablas de surf.

“La idea se nos ocurrió saliendo del Salón Náutico de Barcelona, al ver que todos esos materiales eran tóxicos. Las quillas de las tablas se desprenden con facilidad y van a dar al mar, así que nos pusimos manos a la obra”, explicaba ayer la empresaria tinerfeña, que aseguraba que este es el componente que más suele perderse en el mar, con el consiguiente deterioro que producen en el medio marino. “En deportes náuticos no hay nada biodegradable, así que decidimos que esas quillas, que son tan necesarias para surfear, podían ser ecológicas. El 80% de la basura terrestre termina en el mar, con lo que sigue contaminando. Es contradictorio que gente que ama el mar lo contamine, desde aficionados a profesionales”, admitía Silvia sobre un problema medioambiental grave, ya que cada año se tiran ocho toneladas de plástico aproximadamente, que tarda entre 100 y 1.000 años en degradarse, convirtiéndose en fragmentos cada vez más pequeños capaces de ser transportados a grandes distancias y de provocar numerosas pérdidas.

“Nos informamos acerca de las quillas porque hay tres tipos de agarres, uno de ellos en 2015 acabó su patente y muchas marcas comenzaron a hacer nuevos, pero todas tóxicos. Vimos que podíamos crear una con ese agarre con inversión mínima, con un modelo usado, que reciclamos. Compramos la mínima cantidad de materiales solo para hacer pruebas y llevamos desde octubre”, desvelaba la tinerfeña, quien explicaba que Exo mantiene un compromiso total con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, en todo lo que se utiliza en la empresa, desde la papelería, el packaging hasta el producto terminado. Logrando, sin perder sus prestaciones, disminuir la basura marina y fortalecer los principios ecológicos.

Exo obtiene sus recursos “del plátano, de la papa, del trigo… de todo lo que tenga almidón. Ese almidón lo procesamos hasta llegar al acabado final. Es un producto biodegradable y de un proceso ecológico, porque son plantas que no están modificadas genéticamente” y las quillas se pueden comprar online a través de www.exo.surf. “Trabajamos mucho con redes sociales para concienciar, no solo para vender”, concluyó Silvia.