ENTREVISTA

Andrés Acosta: “Admiro la belleza natural de las mujeres”

El diseñador palmero acaba de presentar su nueva colección de moda en Madrid, 'Metanoia', y pronto estará presente en la Semana de la Alta Costura de París

El diseñador palmero Andrés Acosta. | DA

Desde que presentó a finales de 2016 su primera colección, Andrés Acosta (Los Llanos de Aridane, 1987) se ha hecho un nombre en el mundo de la moda, que se ha consolidado con la exitosa presentación reciente de su segunda propuesta, Metanoia, en el madrileño Hotel San Mauro. Por medio estuvo su trabajo como estilista para Paris Hilton, otro hito en la fulgurante carrera del diseñador palmero, que estudió Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Complutense. Talento y una sensibilidad a flor de piel marcan la carrera de Acosta, que reconoce estar viviendo “un sueño”, pero también trabajo, mucho trabajo.

– ¿Cómo se inició en el mundo de la moda?

“Comencé realizando mis prácticas de fin de carrera en la editorial Condé Nast España, empresa en la que crecí cada vez más hasta a convertirme en director de Moda y Belleza de la cabecera Condé Nast Traveler”.

– ¿Cuáles son sus principales fuentes de inspiración?

“La mujer. Su esencia. Admiro la belleza natural de las mujeres e intento rendir tributo a su feminidad buscando siempre un equilibrio entre la belleza interior y exterior de cada mujer”.

– Con solo dos colecciones, su nombre ha sido reconocido por la crítica especializada como uno de lo grandes talentos en España. ¿No da un poco de vértigo?

“Llevo desde muy joven persiguiendo este sueño. Siempre tuve claro que quería ser diseñador de moda y he tomado caminos muy diferentes que me han enseñado también a ver la profesión desde distintos puntos de vista. Intento ser paciente y disfrutar de cada momento. Cuando vives en un sueño no hay vértigo, solamente ganas de trabajar y de evolucionar”.

– Acaba de presentar Metanoia, su nueva colección, ¿qué destaca de ella?

Metanoia representa para mí un comienzo. Un renacer que representa una ruptura con todo aquello que impide evolucionar al ser humano. Es una metamorfosis profunda que invita a la mujer a desplegar sus alas y a volar sin límites hacia su destino. La colección se tiñe completamente de la paleta de tonos violeta, mi color fetiche desde muy pequeño y que va desde el violeta oscuro más solemne hasta los lilas más delicados”.

– ¿En qué se diferencia de La presencia divina, su primer trabajo?

“La Presencia Divina eran 11 vestidos únicos y ahora Metanoia se compone de 11 looks que a su vez se componen de numerosas prendas. Hay quizás una mayor versatilidad y aunque hay muchos patrones y sensibilidades que se repiten, se incluyen nuevas siluetas, nuevas texturas de bordado que evolucionan y crecen creando juegos de volúmenes”.

– ¿Trabajar para Paris Hilton como estilista qué ha supuesto en su carrera?

“Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Es una de las mujeres más famosas del mundo y estar tan cerca me ayudó a comprender y a empatizar mucho más con este universo”.

– ¿Cómo trabaja con las modelos? ¿Qué particularidades busca en ellas?

“Un flechazo. La belleza está en todas partes, pero muchas veces nadie la ve. Cuando una mujer se pone una de mis creaciones y lo siente suyo aquí nace para mí un componente de magia en lo que hago y este es el mejor regalo. Llevo casi 10 años vistiendo a mujeres muy diferentes y esto ha sido clave para detectar ese momento de conexión entre la mujer y el vestido perfecto”.

Andrés Acosta en la reciente presentación de su nueva colección en Madrid. | DA

– ¿Echa de menos La Palma?

“Por supuesto. Voy mucho menos de lo que me gustaría pero intento al menos visitarla 2 o 3 veces al año. Cada vez que regreso mi sensación es de sorpresa. La majestuosidad de la isla es algo único. He tenido la suerte de viajar muchísimo por todo el mundo y La Palma es una joya, una esmeralda verde que siempre está presente en mi corazón”.

– ¿Qué le parece que la isla haya apostado por un plan de moda, con una marca propia?

“Todo lo que se haga para impulsar el arte y el talento es positivo. Yo dejé mi hogar y lo más duro, mi familia, para perseguir mi sueño. Han pasado 13 años desde entonces y cada día, cada fruto que recojo es el resultado de mucho esfuerzo y muchos sacrificios. Este tipo de iniciativas son claves para todas las personas que tienen un sueño y que quizás por vivir alejados de lo que se considera como centros neurálgicos de la moda o cualquier otro sector no se atreven a dar el paso”.

– Pero usted o Manolo Blahnik se han hecho un nombre en el competitivo mundo de la moda saliendo de la isla de La Palma sin el apoyo de la Administración pública. ¿Cuál cree que debe ser el papel de las instituciones en este ámbito?

“Cada ser tiene la libertad para elegir su camino y cualquier camino es válido cuando se hacen las cosas con sentido y con responsabilidad. Que se impulse y se reconozca el valor por disciplinas con la música, el cine, la moda, la pintura, la literatura… es algo a lo que no sólo las instituciones deberían estar obligadas. Las propias familias y entornos deben confiar y animar a todos aquellos que han elegido el arte, el deporte o cualquier otra disciplina a perseguir su sueños porque con talento y esfuerzo se puede”.

¿Tiene previsto participar en esta iniciativa, que ha nacido también vinculada al Love Festival?

“Siempre estoy y estaré abierto a todas las propuestas que me ofrecen porque son parte de mi evolución”.

– ¿Hay algo en sus creaciones que esté inspirado en su isla natal?

“La primera colección fue una oda a las estrellas y no es casualidad que el cielo de La Palma sea uno de los cielos más privilegiados del mundo”.

– ¿En qué está trabajando ahora y cuáles son sus proyectos de futuro?

“Acabo de presentar mi nueva colección en Madrid y en unos días estaremos también en París presentando mis creaciones en la Semana de la Alta Costura. Un nuevo sueño cumplido”.