Carnaval 2018

El Ayuntamiento descalificó a Saida Prieto por superar el tiempo sobre el escenario

La organización de la Gala de Elección de la Reina ocultó su decisión tanto al público, como a la candidata y al diseñador, que se enteraron ayer por la prensa

Foto Andrés Gutiérrez

Saida Prieto, la candidata que representó a DIARIO DE AVISOS y EL ESPAÑOL en la Gala de Elección de la Reina del Carnaval de Santa Cruz, celebrada el pasado miércoles, fue descalificada por la organización, en este caso el Ayuntamiento capitalino, por superar el tiempo sobre el escenario. Una decisión que, según aclaran tanto la candidata como su diseñador, Santi Castro, no les fue comunicada en ningún momento, enterándose por la prensa de dicha descalificación.

Según las bases que rigen en el Concurso de Elección de la Reina Adulta del Carnaval de Santa Cruz 2018, “cada candidata debe cumplir rigurosamente con el tiempo estipulado de tres minutos y medio (3,30) de desfile sobre el escenario, momento en el que deberá abandonar el mismo, siendo descalificada en caso contrario”.

Ayer, el diseñador de la fantasía que lució Saida Prieto, Mi sueño, una realidad, mostró su sorpresa y enfado por una situación que, aseguró, “es la primera vez que se da en el Carnaval, al menos que yo recuerde”. Castro aún esperaba ayer alguna explicación por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz, puesto que, afirmó, “lo único que tengo es el listado con las puntuaciones y el nombre de Saida en último lugar, en rojo, donde aparece como descalificada”. Según lo publicado en distintos medios, el motivo de esa descalificación fue haber sobrepasado los tres minutos y medio sobre el escenario.

Foto Andrés Gutiérrez

Santi Castro mostró su incredulidad ante “la falta de tacto” de la organización, no solo por descalificarla por pasarse de tiempo, algo que, por otra parte, también le ocurrió a otras candidatas, tal y como puede comprobarse en los vídeos de la Gala de cada una de ellas, sino porque no hayan querido darle una explicación. “Nos hemos tenido que enterar por la prensa de que Saida estaba descalificada porque anoche (miércoles noche) nadie nos dijo ni explicó nada al respecto. Solo pensábamos que no había resultado premiada y ya está”.

El diseñador recuerda que, una vez que las candidatas están sobre el escenario, lo último de lo que están pendientes es del tiempo y que, hasta ahora, era el regidor de la Gala el que, bajando la música y la luz, indicaba que se quedaba sin tiempo. “Es incomprensible que pretendan que una candidata que tiene que salir al escenario, arrastrar un diseño de 300 kilos, interpretar, sonreír, trasmitir alegría, además esté pendiente del tiempo”.

En todo caso, admite Castro, “si se pasó del tiempo se pasó, pero que aparezca como descalificada es un daño que le hacen no solo a la imagen de la candidata, sino a la del patrocinador, que ha puesto su dinero para que ese diseño esté sobre el escenario”. Además, “en el caso de Saida, se fue de tiempo porque se confundió a la hora de salir, ya se iba, pero se confundió de puerta y el tiempo que perdió en rectificar es todo lo que estuvo de más sobre el escenario”.

Foto Andrés Gutiérrez

Recuerda Castro, además, que “nos dejan incluso ayudarlas cuando se traban con un traje tan pesado, y eso también lo prohíben las bases y a nadie han descalificado por eso. Es todo muy lamentable”, aseveró el diseñador. “El director de la Gala no está solo para cobrar, debe estar también pendiente de los tiempos y si la candidata se iba de los tres minutos treinta, haber hecho alguna señal al regidor. Sí aún así la candidata sigue, entiendo la descalificación, pero si no, la verdad, no lo comparto”, añadió. “Que le hubieran restado puntos, lo que fuera, pero no aparecer como descalificada, me parece una falta de tacto tremenda”, insistió el diseñador. Santi Castro asevera que defendería esta postura con cualquier candidata, porque “ninguna se merece aparecer en el acta en rojo y como descalificada”.

Actas

El diseñador aprovechó para poner sobre la mesa una vieja reclamación de los creadores: que se conozca el acta en su totalidad, no solo las puntuaciones, sino el nombre de los jurados que acompañan a cada votación. “Lo hemos pedido por activa y por pasiva, y Fiestas siempre se escuda en que la protección de datos impide dar esa información, algo que no entendemos, teniendo en cuenta que el jurado es público y que su deliberación se certifica ante notario”. El motivo de conocer estos datos, asegura Castro, no es otro que saber cuáles son los criterios que cada uno de los miembros del jurado esgrime para dar una votación u otra. “Que yo sepa, nadie de nosotros ha ido a pedir explicaciones nunca a ningún miembro del jurado, por esa parte pueden estar tranquilos”.

Cabalgata anunciadora y coso

El enfado de Santi Castro fue en aumento ayer al conocer que, este año, a diferencia del pasado, no habrá carrozas para todas las candidatas, las 13. “La organización nos ha comunicado a última hora que este año solo habrá siete plataformas, por lo que el resto de candidatas irán subidas en grúas”. “Nos parece intolerable que pretendan que diseños de 30.000 o 40.000 euros y, lo que es peor, nuestras candidatas vayan subidas en una grúa”. Esta situación, confirmó el diseñador, le ha llevado a tomar la decisión, junto al patrocinador, de no tomar parte ni en la Cabalgata anunciadora, que tendrá lugar esta tarde, ni en el Coso Apoteosis del próximo martes.

Santi Castro | FOTO: Andrés GutiérrezSanti Castro | FOTO: Andrés Gutiérrez
Santi Castro | FOTO: Andrés Gutiérrez

“El año pasado, con muchas más candidatas, había una plataforma para cada una de ellas, ¿y este año qué ha pasado, dónde están las otras siete plataformas?”, se preguntaba el diseñador, quien insistió en que, “si esto me hubiera pasado con Rocío (primera Dama de Honor), hubiera actuado igual”.

La gota que colmó la paciencia de Castro tuvo que ver con el tratamiento dado al equipo del diseñador durante la Gala. “Llevamos meses trabajando en un diseño, en su elaboración, creando para que nuestra candidata lo luzca durante tres minutos sobre el escenario, solo queremos disfrutar de ese momento”, comentó Castro. Y es que, según denuncia, “cuando llegó la hora de que desfilaran nuestra candidatas, los miembros del equipo que no estaban sobre el escenario corrieron hacia la parte delantera para ver cómo lucía la fantasía, estaban dispuestos a sentarse en el suelo si era necesario y no los dejaron. La seguridad los echó”, concluyó un indignado Santi Castro.