SOCIEDAD

Indispal expulsa a una de las asociaciones por expresar sus críticas públicamente

Indispal, plataforma que agrupa a 12 asociaciones de personas con discapacidad de la Isla y que depende de una subvención nominativa del Cabildo, castiga a una de sus entidades por perjudicar su imagen social al expresar críticas en público, lo que vulneraría sus estatutos

Miguel Ángel Rodríguez, a la izquierda, en la firma de un convenio con el presidente del Cabildo y la consejera de Bienestar Social. | DA

El presidente de la Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma, Miguel Ángel Rodríguez Rocha, una de las personas más reconocidas por su talante crítico y reivindicativo ante las administraciones públicas por los reiterados incumplimientos en la Ley de Accesibilidad, e impulsor del Pacto por la Accesibilidad y de más de una decena de iniciativas, ha sido expulsado de la Plataforma Palmera de Atención a la Discapacidad, Indispal.

La entidad, que agrupa a las restantes 12 asociaciones de personas con discapacidad de toda la isla de La Palma y con plena dependencia de los fondos del Cabildo insular de La Palma para mantener su estructura administrativa – beneficiaria de una subvención nominativa de 30.000 euros anuales- ha explicado en un comunicado que su decisión se debe al incumplimiento de los estatutos por parte del presidente de Adfilpa, así como al daño que ha causado a la imagen social de la entidad.

El conflicto no se evidenció hasta abril del pasado año 2017, cuando Miguel Angel Rodríguez se mostró crítico con Indispal por acudir a la presentación del Love Festival en un recinto con barreras arquitectónicas, un gesto que Rodríguez afeó en público y a través de un comunicado a la entonces presidenta de Indispal, actualmente en excendencia de su cargo.

La intención de castigar a Miguel Ángel Rodríguez por parte de Indispal ocasionó incluso la dimisión de la que hasta enero fue  presidenta de la entidad,Verónica Martín, que defiende el derecho de todas las asociaciones a mantener su espíritu crítico y reivindicativo más y su propio nivel de autonomía más allá de su pertenencia a Indispal, que nació “para trabajar en defensa de todas las asociaciones de discapacidad de la isla”.

Indispal se constituyó para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y de sus familias en la isla de La Palma, proporcionando herramientas y apoyos a sus entidades miembros y trabajando por conseguir una sociedad más inclusiva. La Plataforma tiene como fines y objetivos prioritarios, tal y como recuerdan desde la propia web del Cabildo palmero, “mejorar la calidad de vida del colectivo de personas con discapacidad y de sus familias, al tiempo que los representa y defiende su dignidad y sus derechos”.

Miguel Ángel Rodríguez, con más de 15 años de trabajo en defensa de las personas con discapacidad y sus derechos, ha logrado la firma de convenios con las administraciones públicas para evitar errores en la construcción que convertían a edificios de nueva construcción en inaccesibles. Entre sus constantes reivindicaciones sigue figurando la accesibilidad a todos los centros de salud de La Palma, así como un transporte accesible y la celebración de actos y eventos en lugares a los que pueda acceder, no solo la población sin discapacidades físicas, sino personas con dificultades de movilidad.

Desde Adfilpa reivindican, desde el momento de su constitución, el respeto de los derechos de aquellas personas que viven una situación de movilidad reducida, de forma que sirva para producir cambios legislativos y promover mejoras en las infraestructuras, prestaciones, ocio y educación, entre otros servicios públicos. En el marco de sus proyectos, trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas con movilidad reducida y sus familias.