india

Un brutal vídeo muestra la agonía de una elefanta maltratada hasta la muerte

Tras años de abuso y desnutrición, el cuerpo de la elefanta se debilitó y sus huesos se volvieron frágiles, incapaces de soportar su propio peso
Laxmi, la elefanta maltratada. / DAILY MAIL
Laxmi, la elefanta maltratada. / DAILY MAIL

Un demoledor vídeo hecho público recientemente muestra las agonizantes horas finales de una elefanta en cautiverio que está siendo maltratada por varios hombres.

Laxmi, que así se llamaba la elefanta, de unos 30 años, fue golpeada en repetidas ocasiones y mantenida en condiciones insalubres y mal alimentada hasta que finalmente pereció.

Esta elefanta fue capturada y separada de su madre y del resto de la manada cuando solo era una cría. Desde entonces ha vivido en terribles condiciones, siendo maltratada a diario por sus dueños en India y permaneciendo encadenada a una pared tras haber sido vendida en el mercado ilegal de elefantes.

Tras años de abuso y desnutrición, el cuerpo de la elefanta se debilitó y sus huesos se volvieron frágiles, incapaces de soportar su propio peso, lo que le impedía moverse. Pero a pesar de eso, confinada en un pequeño recinto, los dueños de Laxmi la atacaron con lanzas afiladas, ganchos y palos para obligarla a moverse con el fin de seguir rentabilizando su adquisición. Tras su muerte, su cadáver siguió encadenado, rodeado de orina y estiércol en un espacio que no se limpió en meses.

La negligencia que le costó a Laxmi su vida no es rara en India. La organización de bienestar animal Wildlife SOS informó de lo ocurrido al Departamento Forestal y cuando llegó un equipo de oficiales, los dueños del elefante habían desaparecido.

Kartick Satyanaryan declaró, tal y como recoge Daily Mail, que quedaron “extremadamente alarmados” al conocer el estado del elefante, por lo que se apresuraron a llevar a un veterinario en avión hasta el lugar, para tratar de salvar a Laxmi. Sin embargo, “ella finalmente se rindió a la agonía y falleció”, declaró Wildlife SOS, que está decidida a llevar ante la Justicia lo ocurrido.

“Nos rompe el corazón saber que no podríamos llegar a Laxmi a tiempo, pero creemos que merece justicia, incluso si nunca vio un solo día de libertad”, ha dicho la fundadora de Wildlife SOS, Geeta Seshamani.

TE RECOMENDAMOS