SOCIEDAD

Exigen calefacción para los 200 mayores de la Residencia de Pensionistas

El Cabildo invertirá 1,7 millones de euros en remodelar y modernizar la planta del centro donde más horas pasan los residentes, afectada por goteras tras las persistentes lluvias y el viento de estos días

Familiares de residentes, personal auxiliar y sanitario, además de las organizaciones sindicales. Todos exigen que los 200 ancianos usuarios de la Residencia de Pensionistas de Santa Cruz de La Palma, más de un centenar de ellos con un elevado grado de dependencia, puedan tener calefacción.

Frente a la versión de trabajadores de distintos servicios del centro y fuentes sindicales autorizadas, que revelan que la bajada de las temperaturas registradas en este y en anteriores inviernos, obliga a llevar camisas térmicas y en días puntuales chaquetas polares, así como a abrigar especialmente a los mayores, especialmente a aquellos dependientes con escasa o nula movilidad, lo cierto es que la Ley de Edificabilidad, en aplicación de un mapa climático y de temperaturas, no obliga a los centros públicos de Canarias a contar con estos sistemas. Desde el Cabildo, institución responsable de la gestión de la Residencia de Pensionistas, y en base a los informes de los facultativos responsables, indican que “ no se ha recogido ningún caso de hipotermia ni de golpe de calor en el centro” por la falta de calefacción, información que completan con la aseveración de que “por parte de los informes de los técnicos del centro no se ha recogido esa necesidad”.

La Residencia de Pensionistas de Santa Cruz de La Palma, dependiente del Cabildo de La Palma como administración con competencias en materia de Bienestar Social, ubicada en un edificio cuya construcción data del año 1980, ha sido objeto de varias intervenciones para mejorar su accesibilidad y para modernizar algunos de sus espacios.

Fue el caso de la cuarta planta de la isntalación cuya segunda fase se dió por terminada en 2015. En esa misma línea, el úlimo Consejo de Gobierno de Cabildo palmero aprobó este mismo vierenes, el proyecto de mejora y remodelación de la primera planta de esta instalación, obra que supondrá una inversión por valor de1,7 millones de euros y que está llamada a terminar con las goteras y filtraciones que se producen frente a borrascas como la última que, estas misma semana, azotó la comarca Este de la isla y especialmente al municipio donde se encuentra la Residencia de Pnesionistas. Intersindical Canaria, Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, acordarón días atrás analizar, en el marco del Comité de Empresa, no solo la existencia de deficiencias en la obsoleta edifiación, que afectan especialmente a la sala donde los residnetes pasan buena parte de la jornada, sino la necesidad de poner en servicio el sistema de calefacción para garantizar el estado de confortabilidad de los ancianos, así como al personal.