TIJARAFE

Reanudan las obras de la balsa de Vicario tras años paralizada

La UTE Balsa de Vicario, en la que Isolux Corsán ostenta la participación mayoritaria, ha reanudado las obras de la Balsa de Vicario, situada en el municipio de Tijarafe. Los trabajos en curso consisten en la construcción de la conexión hidráulica de La Laguna de Barlovento con el canal LP-II, Garafia Tijarafe y forman parte ...read more →

La UTE Balsa de Vicario, en la que Isolux Corsán ostenta la participación mayoritaria, ha reanudado las obras de la Balsa de Vicario, situada en el municipio de Tijarafe. Los trabajos en curso consisten en la construcción de la conexión hidráulica de La Laguna de Barlovento con el canal LP-II, Garafia Tijarafe y forman parte de las “Obras del Sistema Hidráulico de la Viña, 2ª fase. Balsa de Vicario”.

En concreto, se encuentra en ejecución la instalación de la tubería que conecta La Laguna de Barlovento con el Canal LP-II, Garafía-Tijarafe, fundamental en el esquema hidráulico insular para aumentar el caudal trasvasado a la vertiente oeste de la isla, más sensible ante la sequía. Según previsiones de la empresa, estos trabajos podrían acabarse durante el primer trimestre de 2019.

Las obras se reanudan tras la autorización del juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid de la venta de los negocios de infraestructuras, instalaciones y servicios del Grupo Isolux Corsán al antiguo equipo directivo de la compañía a través de la empresa Travis Gestión de Activos, cuya denominación está en proceso de cambio a Isolux Corsán Infraestructuras.

La homologación de este acuerdo ha supuesto para la UTE Balsa de Vicario la posibilidad de reanudar la actividad en la obra y la obtención de garantías financieras para poder concluir la ejecución del proyecto. La actividad de los trabajos aumentará de forma gradual a lo largo de las próximas semanas.

Los recortes del Estado al convenio de Obras Hidráulicas, en el que está incluido este proyecto, la necesidad de introducir modificaciones al proyecto original, problemas medioambientales y, más recientemente, la entrada en concurso de las empresas de la UTE han ocasionado el retraso en la construcción de la Balsa de Vicario.