Ciencia

Recrean en 3D de la Cueva de los Verdes para ayudar en la conquista espacial

La recreación del tubo volcánico podría ayudar a utilizar este tipo de formaciones de lava como hábitat para humanos fuera de la Tierra

Recreación en 3D del tubo volcánico lanzaroteño. / ESA
Recreación en 3D del tubo volcánico lanzaroteño. / ESA

Gracias a algunas de las tecnologías de barrido más innovadoras se ha logrado la mayor imagen 3D de uno de los mayores tubo de lava de la Tierra. Se trata de una imagen tridimensional de la Cueva de los Verdes, en Lanzarote, que muestra con todo detalle y dinamismo las formas orgánicas e intrincadas de esta caverna volcánica, de más de 8 kilómetros de extensión.

Los tubos de lava son cuevas planetarias y se han encontrado sistemas subterráneos similares en la Luna y Marte, que algún día podrían proporcionar hábitats seguros para humanos en otros cuerpos celestes, ya que ofrecen una temperatura constante y protección frente a la radiación cósmica y los micrometeoritos.

Comprender los orígenes y la formación de estas cuevas en la Tierra constituye un medio para simular el futuro de los exploradores planetarios a través del Sistema Solar.

Por eso, un equipo de espeleólogos de la Universidad de Padua (Italia) ha cartografiado el recorrido principal de un sistema de cuevas con la ayuda del astronauta de la ESA Matthias Mauer. La imagen lograda abarca una sección de 1,3 km del tubo de lava lanzaroteño con una resolución nunca antes alcanzada, de unos pocos centímetros.

El año pasado, la expedición se adentró en la Cueva de los Verdes como parte de la campaña Pangaea-X, cuyo objetivo principal era probar tecnologías y un conjunto completo de herramientas de análisis, que en el futuro podrían ayudar a explorar otros planetas.

Pasaje iluminado de la Cueva de Los Verdes. / EP
Pasaje iluminado de la Cueva de los Verdes. / EP

Aislados de cualquier señal vía satélite, en la oscuridad y en un terreno adverso, dos modernos instrumentos equipados con láseres y cámaras cartografiaron la cueva. En menos de tres horas, millones de mediciones se unieron mediante la técnica de nube de puntos para obtener un modelo tridimensional completo de los contornos del tubo volcánico.

Aunque en los años setenta ya se habían lanzado campañas para elaborar un mapa del tubo de lava, hasta ahora no había sido posible lograr una vista clara de este pasaje.

La imágenes van a ayudar a las instituciones locales a proteger este entorno subterráneo. Los datos científicos están arrojando luz sobre sus orígenes y sus extrañas formaciones.