Elecciones RFEF

Rubiales: “Vamos a acabar con estas prácticas de raíz, el fútbol español no se merece a Larrea”

El candidato considera "víctimas" a los árbitros ante las supuestas presiones de su rival para lograr los avales

Luis Rubiales, candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol./Agencias

El candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales afirmó que, en caso de lograr el triunfo en las elecciones del próximo 9 de abril, va a “acabar de raíz” con las presuntas prácticas corruptas de su rival, Juan Luis Larrea, y que el fútbol español “no merece” al extesorero de dicho organismo.

“Vamos a acabar con todo esto de raíz, Larrea no va a ser el presidente de la RFEF, el fútbol español no se lo merece. Igual que no se merece que Larrea y Tebas hagan ‘pinza’ de la manera de que lo están haciendo. Algunos deberían de revisar sus propios actos”, dijo en una entrevista a Europa Press.

Así se manifestó el ex futbolista tras la publicación de ‘El Confidencial’ de las supuestas presiones de Larrea, a través del presidente del Comité Técnico de Árbitros, Victoriano Sánchez Arminio, para lograr los avales necesarios para presentar su candidatura a la presidencia de la RFEF.

“Podemos hablar de la importancia de la mujer, del fútbol aficionado y base, del crecimiento del fútbol sala, de la captación de ingresos, de desarrollo internacional, de una estructura más moderna… Pero la primera medida es que podamos respirar un aire sano y limpio y estas prácticas presuntamente corruptas van a desaparecer”, sentenció.

Para Rubiales, hace muchos años en los que no ha habido dos contendientes en las elecciones a la RFEF y su obligación “es luchar porque el sistema sea el mejor posible”. “Para ello vamos a tener una reunión para que se cierre un sistema por el cual cada votante tenga un único sobre y una papeleta y que se pueda votar en una cabina”, explicó.

En este sentido, dijo que la decisión adoptada por el Consejo de Estado de no repetir el proceso desde cero, y de que los miembros de la Asamblea serán los mismos, es “ajustada a derecho”. “Hasta donde he conocido no ha habido ni un solo voto que no se realizara de forma presencial o ante notario. La constitución de la Asamblea es legal”, remarcó.

A su juicio, lo importante es que la situación de inestabilidad e interinidad de la RFEF se resuelva “de la manera más rápida y democrática” posible. “Los árbitros y los entrenadores son las víctimas. No quiero que nadie dude de su honestidad, están sufriendo la presión de personas que aprovechan un sistema sin los filtros adecuados y que están actuando de una forma espúrea para su interés propio”, señaló.

“QUIERO GANAR, PERO JUGANDO LIMPIO”

El exjugador del Levante recordó que las elecciones son una “competición” y que no va a cambiar su forma de actuar pese a las nuevas revelaciones. “Quiero ganarlas, pero jugando limpio. Como futbolista sé que, si se hace una entrada de roja y el árbitro lo ve, acabas siendo expulsado. Aquí también hay ‘árbitros’ y éstos tienen que tomar decisiones. Yo voy a seguir actuando con limpieza”, subrayó.

Insistió en que va a hacer “el máximo esfuerzo para que estas elecciones sean limpias, se vote de manera democrática y en secreto”. “A otros les corresponde tomar decisiones por lo que han hecho. Igualmente ocurre con otras personas que, siendo miembros de la Comisión Gestora, deberían ser por ley neutrales y no lo han sido”, denunció.

“Cuando un deportista compite contra otro dopado, los análisis se lo hacen los que organizan la competición. Tenemos una Ley del Deporte que impide el abuso de poder y los órganos garantes, la Comisión Electoral o el CSD, tienen que actuar. Yo confío en que todos vamos a estar a la altura. No quiero ni pensar si los árbitros han sufrido este tipo de órdenes, cuál será la situación que están viviendo algunos de los trabajadores de la federación”, destacó.

Para él, hay que “erradicar estas prácticas y hacerlo de raíz”. Del mismo modo, ha hablado con representantes de clubes profesionales que son asambleístas, aunque prefirió no desvelar el contenido de estas conversaciones. “Javier Tebas ha dicho por activa y por pasiva que no quiere a Rubiales como presidente. Y es miembro de la Gestora. Y la ley sanciona ese tipo de comportamientos. Parece que tengo que denunciarlo yo cuando hay órganos para ello. Sigo mi línea y no tengo que entrar en la provocación”, prosiguió.

“SI LARREA AMA MÍNIMAMENTE EL FÚTBOL SABE LO QUE TIENE QUE HACER”

A la espera de que la Comisión Electoral o el CSD tomen esa decisión, Rubiales confía en que los 139 asambleístas “puedan votar de manera libre y secreta”. “Desde luego si alguien que comete la torpeza y la ruindad de presionar a un asambleísta usando su poder le queda un resquicio de amor al fútbol creo que está muy claro lo que tiene que hacer”, dijo en alusión a su rival en las urnas.

“No sé si dentro de los 70 avales que dice que ha presentado están los de los árbitros. Si han llegado, no lo han hecho flotando. Yo llevo miles de kilómetros en estos meses. Unos tenemos que ir en coche y otros actúan de otra manera”, reiteró.

Para él, es “menos grave” poner un ‘tuit’, como hizo el expresidente Ángel María Villar anunciando su intención de presentarse a la reelección, que lograr los avales “usando la presión, presuntamente, aunque el correo es bastante claro”. “No se da opción, es una orden clara y directa a los colegiados. Y además se hace mientras presidía la Gestora, lo que lo convierte en un hecho aún más grave”, añadió.

“Lo ideal sería que se diera cuenta de la torpeza y la ruindad que se ha cometido. ¿El mensaje al personal de la RFEF? Que todas las personas honestas, con ganas de trabajar tienen un lugar a mi lado. ¿Villar? Hay una posibilidad de que le concedieran la medida cautelar sobre la resolución del TAD y esto nos llevaría a retomar la moción por donde quedó, según el presidente de la comisión electoral. De lo que tengo ganas es de que llegue el día 10 de abril para ponerme a trabajar por el fútbol español”, concluyó.