IBEROSTAR TENERIFE

Ídolo aurinegro y referente en su país

Mateusz Ponitka se confirma como uno de los mejores jugadores de la competición mientras en Polonia reconocen que no esperaban una adaptación tan rápida a un torneo tan duro como la Liga Endesa

La calidad y espectacularidad del polaco lo ha convertido en la principal estrella del Iberostar Tenerife. S. Méndez
La calidad y espectacularidad del polaco lo ha convertido en la principal estrella del Iberostar Tenerife. S. Méndez

Tercer jugador más valorado de la Liga Endesa, a menos de un punto de Tornike Shengelia, octavos máximo anotador o cuarto mejor reboteador… La lista de elogios recibida por Mateusz Ponitka en España es interminable, pero, para poder entender su capacidad de asimilación y su ética de trabajo es necesario regresar a Polonia, su casa, donde es un héroe nacional y aún sueñan con verlo en la NBA.

“Nunca tuve duda de lo buen jugador que es, pero no esperaba que tuviera este impacto en la Liga Endesa”, reconoce Jakub Wojczynski, redactor del Przeglad Sportowy, uno de los diarios más importantes de Polonia. Jakub lo conoce bien. Sabía que en el Pinar Karsiyaka turco firmaría una buena campaña el curso pasado, pese a no ser “la primera referencia ofensiva” de los otomanos. Ese rol lo logró en Tenerife.

“El Iberostar Tenerife es un equipo es muy compensado. Todos los amantes del baloncesto en Polonia, seguramente, temieron al principio que no se adaptara, pero no fue así”, reconoce Wojczynski, que recalca que, una vez hecho un gran inicio de campaña, el gran mérito del alero es haber sabido mantener el nivel en una competición como la de la ACB: “Al principio podría haber sorprendido otros equipos, pero lo mas sorprendente es que continúa jugando al más alto nivel”.

Ayer, en rueda de prensa, el propio jugador, admitía que se encuentra totalmente adaptado a la Isla, el club y la competición y desvelaba que es capaz de seguir mejorando: “Siempre se puede mejorar, por supuesto, pero creo que lo importante es el equipo. Hago mi trabajo, durante el partido intento hacer diferentes cosas y no tengo ningún problema si dispongo de menos minutos”.

Pero, ¿cuál es el punto fuerte del jugador y en qué aspectos puede mejorar? Para Jakub Wojczynski una de las claves radica en su gran inteligencia: “Es un jugador increíble sin balón, leyendo las situaciones de juego que se dan en la pista. No necesita tener mucho tiempo en balón en sus manos para meter puntos precisamente por eso”.

Su punto débil, seguramente, es el tiro exterior, algo que varió en Bilbao, donde anotó los tres triples que intentó. “Espero tener más confianza a raíz del otro día”, reconoció Mateusz, que recalcó que seguirá tirando “siempre” que pueda.

Futuro
Todo ha provocado que los rumores alrededor de su posible marcha de la Isla se disparen. El alero firmó el pasado verano por un curso con opción a otro, pero ya se habla de interés de Valencia, Barcelona o de Euroliga, lo que haría imposible que siguiera vestido de aurinegro la próxima campaña. Ya el curso pasado dejó el Pinar Karsiyaka teniendo contrato en vigor.

“Me gustaría que acabara en la NBA, aunque sé que es muy complicado”, reconoce Jakub Wojczynski, que no considera que sea algo utópico “en dos o tres años” si el polaco es capaz de mejorar en su lanzamiento exterior y su juego con balón, peso a lo complicado que resulta la adaptación a la NBA a los jugadores exteriores europeos.

Por lo pronto, según señala Carlos Afonso, de Solobasket.com, a finales de 2015 los Detroit Pistons hablaron con Marcin Gortat, pívot polaco de los Washington Wizards y principal estrella en su país, para tener referencias directas de Mateusz Ponitka, que probó suerte en los campus de verano de la NBA con la intención de jugar en la mejor liga del planeta.

No llegó a ser elegido en el Draft, por lo que, haciendo gala de su gran madurez, algo que apuntan todos los que conviven con él, Mateusz se centró ser un buen jugador en Europa, algo que está logrando.