SANTA CRUZ

Sergio Matos: “La Bajada está por encima de los concejales pese al postureo”

Juan Arturo San Gil, de Ciudadanos, crítica a socialistas, nacionalistas y populares por "estar solo pendientes de los concejales que van a tener dentro del Patronato".

Juan Arturo San Gil junto a sus compañeros del grupo Mixto en el consistorio capitalino y la concejal no adscrita tras abandonar las filas del PP, Mayte Pulido. | DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha aprobado en su último pleno los nuevos estatutos del Patronato de la Bajada de la Virgen, ahora denominado Organismo Autónomo pero cuya estructura se mantiene con el mismo número de concejales, un total de seis, y una participación ciudadana apoyada por el consistorio en 2015 a partir de una moción del edil de Ciudadanos.
Pese a la voluntad de la corporación por dar mayor protagonismo a los vecinos, tanto desde el punto de vista del alcalde, Sergio Matos, como del portavoz del PP, Juan José Cabrera, la intervención de estos debe estar limitada porque “una cosa es que los vecinos opinen y otra es que digan qué se hace con el dinero de la Bajada porque la responsabilidad recaé en el Ayuntamiento”. La aserveración del alcalde fue respaldada por su antecesor en el cargo en la anterior legislatura, el popular Juan José Cabrera que quiso dejar claras las restricciones del organismo autónomo dado que el Ayuntamiento condiciona una gran parte de sus recursos económicos a la Bajada de la Virgen.
El concejal de Ciudadanos y miembro del grupo Mixto, Juan Arturo San Gil, y el resto de grupos encabezados por el alcalde protagonizaron un enfrentamiento en el que el primero acuso a populares, socialistas y nacionalistas de “estar solo pendientes del número de concejales que están en el Patronato y no de estar trabajando desde unos años antes para la Bajada para planficar bien y evitar sobrecostes”. El argumento dio pie a la advertencia y la petición del socialista Sergio Matos, quien recriminó a San Gil “la politización de la Bajada” y le recordó que “la Bajada está por encima de los concejales pese al postureo”. En su actualización de los Estatutos, para el que fue necesario un receso del pleno, se produce una “adaptación a la nueva legislación pública, clarifican la constitución, naturaleza, fines y régimen jurídico del Organismo Autónomo de la Bajada de la Virgen, su organización y su funcionamiento, manteniéndose las figuras del Consejo Rector y del Consejo de Gerencia como principales órganos de gobierno”. El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, hace un llamamiento “a todos los miembros de la corporación a trabajar a partir de este momento con esfuerzo, dedicación y huyendo de cualquier protagonismo e interés político, para lograr entre todos la mejor organización posible de la principal cita festiva de nuestra isla”. La petición de un gerente al margen de los grupos políticos solicitado por Juan Arturo San Gil y en un planteamiento compartido por todos los partidos políticos no se concretó. Por otro parte, la contratación de esa figura al frente del Patronato duarnte la totalidad del lustro para generar recursos económicos que puedan dar cobertura financiera a las lustrales y solicitado por el edil Juan Arturo San Gil, no fue entendidos por Sergio Matos, que expresó que “no soy partidario de una gerente durante cinco años porque es una gasto innecesario”.
Para el alcalde, la aprobación de unos nuevos estatutos permite “contar con una estructura más operativa, con comisiones de trabajo, que permita una mayor agilidad en el día a día y en la que los ciudadanos tengan mayor protagonismo, en detrimento del peso político, aunque la gestión de la fiesta seguirá dependiendo, como es lógico, del Ayuntamiento”. El documento entrará en vigor una vez transcurridos quince días de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia. Transcurrido ese plazo, se procederá a la designación y nombramiento de los miembros del Consejo Rector, que será convocado para celebrar la sesión constitutiva de la Bajada de la Virgen 2020.