Venezuela

Al menos 17 muertos por la explosión de un bote de gas lacrimógeno en un club nocturno de Caracas

El suceso comenzó cuando un individuo activó la bomba en medio de una pelea dentro del local

Una policía llora tras el incidente. / EP
Una policía llora tras el incidente. / EP

Al menos 17 personas han muerto y varias más han resultado heridas por la detonación de un artefacto de gas lacrimógeno en un club nocturno en Venezuela, según ha confirmado el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) de ese país a la cadena CNN y ratificado después el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, que ha dado la cifra provisional de fallecidos.

El incidente ha ocurrido en el club ‘El Paraíso’, en el municipio Bolivariano Libertador, de Caracas, a las 01.30 (06.30 hora de Canarias), según la misma fuente.

Según las primeras investigaciones, el suceso comenzó cuando un individuo activó la bomba en medio de una pelea dentro del local, lo que derivó en una estampida humana. Muchos de los fallecidos registraban politraumatismos e indicios de muerte por asfixia.

Los únicos identificados hasta el momento son: Luis Eduardo Barrios, de 46 años; Jorhgen Alexander Castro, de 19; Luis Roniel Guerra Alfonso, de 19, y Marcos Javier Altuve Valenzuela, de 18 años, según el diario ‘El Nacional’.

“Los hoy inertes se encontraban en una festividad en el referido club, cuando un sujeto desconocido manipuló el artefacto, lo que generó un caos dentro del establecimiento, resultando heridas varias personas, siendo trasladadas a los nosocomios mas cercanos, donde fallecen posterior a su ingreso”, según la nota oficial.

OCHO DETENIDOS

El ministro de Interior venezolano, Nestor Reverol, ha confiramdo la detención de ocho personas por este incidente, incluidos tres menores de edad, uno de los cuales sería según testigos presenciales el autor material. Además ha sido detenida la encargada del establecimiento por incumplir la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones.

Reverol ha destacado en declaraciones al canal Venezolana de Televisión (VTV) que en el lugar había una fiesta de pregraduación con más de 500 personas de varios centros, hubo una riña y un adolescente sacó el artefacto y lo detonó.

Producto del caos que se generó con la detonación fallecieron 17 personas, además de dejar cinco lesionados, de los cuales tres son menores de edad y uno de ellos se encuentra en delicado estado de salud.