TURISMO

El buque insignia del gran lujo hotelero ‘navega’ a velocidad de crucero en Adeje

Con el 80% de ocupación, el Royal Hideaway Corales Resort, con forma de trasatlántico, fue oficialmente inaugurado ayer

El nuevo hotel, diseñado por el arquitecto tinerfeño Leonardo Omar, abrió sus puertas el pasado 5 de febrero después de tres años de obras. Sergio Méndez
El nuevo hotel, diseñado por el arquitecto tinerfeño Leonardo Omar, abrió sus puertas el pasado 5 de febrero después de tres años de obras. Sergio Méndez

Después de casi cinco meses recibiendo clientes y con una ocupación del 80% a las puertas del verano, “el mejor hotel de Europa que abrió sus puertas en 2018” -distinción reconocida con el premio European Hospitality Awards- quedó ayer oficialmente inaugurado en La Caleta (Adeje), en una ceremonia que contó con la presencia de la familia belga Deceunnick, propietaria del 100% del Royal Hideaway Corales Resort, el nuevo buque insignia de la planta hotelera de lujo en el sur de Tenerife.

La imponente construcción, obra del arquitecto tinerfeño Leonardo Omar, cuenta con 600 habitaciones distribuidas en dos edificios independientes (uno para turismo familiar y otro para solo adultos) de más de 400 metros de frente unidos por una gran plataforma en altura. Dispone además de 25 villas, 55 piscinas privadas en las propias habitaciones (de más de ocho metros de largo), una veintena de bañeras de hidromasaje en las terrazas, seis restaurantes y zonas de baño y ocio con todas las comodidades imaginables.

Willy Deceuninck se refirió al establecimiento como un “hotel fantástico” y recordó que se construyó en “apenas tres años y un mes” tras una inversión que superó los 100 millones de euros. Laurenz Deceuninck señaló que el complejo responde a las expectativas de un hotel “moderno y muy novedoso, que se convertirá en un icono por su estructura arquitectónica”, similar a un gran crucero en el que predominan las líneas uniformes, el color blanco y el cristal.

100 millones es la cantidad desembolsada por un grupo inversor belga para la construcción del imponente edificio. | Foto: Sergio Méndez
100 millones es la cantidad desembolsada por un grupo inversor belga para la construcción del imponente edificio. | Foto: Sergio Méndez

Simón Pedro Barceló, copresidente del Grupo Barceló, encargado de la explotación del hotel, destacó el “potencial turístico” de Tenerife y el “producto adicional de gran calidad y con una oferta segmentada” que supone para la Isla el nuevo establecimiento. Por su parte, Ángel Esquinas, director de Operaciones en Canarias, afirmó que el 70% de los empleados son canarios y destacó que las instalaciones contribuirán a aumentar las estadísticas de turistas repetidores en el sur de la Isla. “Si el cliente se va contento, nos garantiza el futuro”, manifestó. Tras el encuentro con la prensa, comenzó la ceremonia oficial de inauguración a la que asistieron, entre otros, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga.

Instalaciones del Royal Hideaway Corales Resort. | Foto: Sergio Mëndez
Instalaciones del Royal Hideaway Corales Resort. | Foto: Sergio Mëndez