Sucesos

Chaim Rafalowski: “El ciudadano tiene hoy una tecnología superior a muchos centros de rescate”

Coordinador de desastres del Magen David Adom y del Servicio de Emergencias y Asistencia Médica de Israel, Chaim Rafalowski, afirma que, "al final, la gente es la primera respuesta a una emergencia; no llegamos a tiempo sin ellos"

"Al final la gente es la primera respuesta a una emergencia; no llegamos a tiempo sin ellos", asegura Chaim Rafalowski. | Foto: Sergio Méndez
“Al final la gente es la primera respuesta a una emergencia; no llegamos a tiempo sin ellos”, asegura Chaim Rafalowski. | Foto: Sergio Méndez

Se encuentra en Tenerife gracias a la invitación del Cecoes 1-1-2 del Gobierno de Canarias, donde en la mañana del jueves día 14 estaba previsto que pronunciarauna conferencia durante la VI edición de las Jornadas sobre Tecnología y Nuevas Emergencias. Con la experiencia adquirida gracias a toda una vida al servicio de las urgencias de Israel, Chaim Rafalowski (Santiago de Chile, 1966) aboga por el voluntariado y la tecnología como herramientas de primer orden ante los desastres.

-¿Cómo le llegó la oportunidad de participar en estas jornadas del Cecoes 1-1-2?
“Por causalidad, y a través de una persona de la embajada israelí. Oyeron hablar de la tecnología que usamos en el Magen David Adom [MDA; Estrella de David Roja en español, es el servicio médico de urgencias israelí] y mostraron interés. Esta persona de la embajada me conocía personalmente y así fue posible el contacto. Un placer, porque además el Cecoes 1-1-2 cumple 20 años”.

-Habla perfectamente español. ¿Por?
“Nací en Chile. ¡Soy orgullosamente chileno!”.

-¿No lleva muchos lustros en las emergencias israelíes?
“Toda mi vida he trabajado en las emergencias de Israel, a donde llegué en 1973. Fui instructor de primeros auxilios, luego director de gestión de riesgos del MDA durante 15 años y ahora estoy en el manejo de la respuesta ante los desastres”.

-¿Cómo ha vivido todos los cambios tecnológicos en el sector durante esos años?
“(Sonríe) Imagínese. Cuando empecé a trabajar teníamos un teléfono, una radio portátil, una planilla de papel y una lapicera, que con el tiempo llegaron a ser de varios colores. (Ríe) ¡Cuando se le cuento a los jóvenes te miran como si les hablase un dinosaurio!”.

-En Canarias, no hace tanto que, en vez de ambulancias, la gente sacaba un pañuelo blanco por la ventanilla del coche.
“Claro. Cuando empecé como voluntario en 1981 se hacía lo mismo en Israel con los accidentes de tránsito. La gente los subía al primer carro que pasaba para llevar a los accidentados a un hospital”.

En palabras de Chaim Rafalowski, "en el MDA tenemos 25.000 voluntarios y para nuestro sistema de emergencias son lo más básico". | Foto: Sergio Méndez
En palabras de Chaim Rafalowski, “en el MDA tenemos 25.000 voluntarios y para nuestro sistema de emergencias son lo más básico”. | Foto: Sergio Méndez

-¿La tecconología ha cambiado para siempre el sector de las emergencias?
“Sin lugar a dudas. El ciudadano tiene hoy una tecnología que muchas veces está por encima de la que se maneja en los centros de emergencias. Por ejemplo, está WhatsApp. Cuando preguntas al que llama dónde está, te manda una foto del lugar y de lo que ha pasado, o no la localización por GPS. Hay centros de rescates que aún no manejan esa tecnología, y tienen que preguntar por la dirección, tomar nota del nombre de la calle, etc. En Israel nos dimos cuenta por nuestros operadores, que al final enviaban al que llamaba su número de teléfono móvil para recurrir a WhatsApp”.

-¿Cómo reaccionaron ante esta evidencia?
“Nosotros tenemos la ventaja en el MDA de que desarrollamos nuestra tecnología en casa, así que pedimos a nuestros técnicos que incorporasen el WhatsApp a nuestro sistema. Así ya recibimos las fotos, el GPS o lo que fuera, directamente”.

-¿La evolución de las emergencias pasa por incorporar al sistema la tecnología que está en poder del ciudadano hoy?
“Exactamente. es lo que está pasando más y más, porque hoy en día el ciudadano tiene un poder tecnológico muy importante, y nosotros estamos tratando de seguir el ritmo tecnológico del ciudadano, lo que es un reto. Claro que esto causa una vulnerabilidad importante”.

-¿Cuál?
“Si se cae el sistema, los chicos de hoy no saben actuar. Por eso nosotros solemos bajar el sistema de cuando en cuando para entrenar su respuesta en caso de que, por ejemplo, se produzca un terremoto y no tengamos computadora”.

-¿Se asienta el sistema de emergencias israelí en un notable número de voluntarios?
“Es verdad. En el MDA somos unos 2.000 empleados con unos 25.000 voluntarios, si bien recuerdo la última cifra”.

-Un pequeño ejército.
“(Sonríe) No es pequeño. Hay que recordar una cosa muy importante: Al final el ciudadano siempre será el que dé la primera respuesta a una emergencia, sea un accidente de tránsito o un terremoto. Si no incorporamos al ciudadano al sistema, no vamos a poder reaccionar a tiempo.”

-¿Cómo se consigue tanto voluntario como en Israel?
“En Israel es algo histórico. Piense que somos parte del movimiento de la Cruz Roja Internacional. Para nosotros, lo más básico son los voluntarios, y por eso nos autodenominamos como una organización que viene de la raíz. Creo que es algo obligatorio para un servicio de emergencias contar con esta presencia en la Comunidad”.

-¿Ve posible en España un número de voluntarios así?
“¿Por qué no? La Cruz Roja española tiene muchísimos voluntarios”.