Entrevista

Rebolo: “Si queremos tener una oportunidad con el TMT, la licencia tiene que estar en julio”

El director del IAC lamenta que "nuestro equipo saca el GTC con un tercio del presupuesto que otros países emplean para hacer lo equivalente"

Rafael Rebolo, director del IAC. DA

Rafael Rebolo ha sido convocado a una reunión mañana con el ministro Pedro Duque, cuya llegada al Gobierno de España saluda con optimismo. Esta labor de gestión que realiza desde que asumió la dirección del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) no le ha impedido seguir haciendo ciencia y esta semana se ha divulgado el hallazgo de tres planetas rocosos de tamaño similar a la Tierra, fruto del trabajo de un equipo de investigación que lidera conjuntamente con Javier de Cos.

– ¿Lo importante de estos últimos hallazgos es que son planetas del tamaño de La tierra?
“En uno de los dos sistemas planetarios que hemos publicado, los tres planetas que hay detectados por el momento son de un tamaño muy aproximado a la Tierra. Lo que tiene de interesante además es que eclipsa la luz de la estrella y cuando esto sucede nosotros podemos planificar futuros análisis para establecer la composición química de estos planetas. Es una opción que no existe con tanta facilidad”.

– ¿Eso permitiría determinar si se dan las condiciones para que haya vida?
“Efectivamente. Es el tipo de planeta que uno quiere encontrar para hacer este tipo de investigaciones. Estos que hemos hallado son planetas que tienen temperaturas de varias decenas de grados superiores a los de La Tierra. El más frío de los tres tendría temperaturas de 70 u 80 ºC, si no más. Y, por tanto, es una ambiente un tanto inhóspito. Sabemos que en La Tierra, en fumarolas, en zonas donde hay temperaturas elevadas , hay formas de vida sencillas. Quién sabe. Ya veremos lo que las investigaciones pueden deparar en el futuro en estos sistemas”.

– ¿Estamos muy lejos de conocer si existe vida?
“Se están dando pasos muy rápidos y bien encaminados para poder llegar a contestar a la pregunta de si hay algún planeta que tiene actividad biológica. Se está progresando rápidamente, pero todavía no estamos en condiciones de poder contestar esa pregunta. Primero se necesita encontrar planetas incluso más favorables de los que se están descubriendo. Especialmente en estrellas más cercanas al Sol, de las que podemos hacer análisis más precisos. Esperamos que en los próximos años se encuentren esos planetas candidatos a albergar vida, que se puedan estudiar en suficiente detalle, con el futuro telescopio espacial y con los telescopios gigantes de treinta metros o mayores. Entonces se va a poder hacer este tipo de análisis que hoy por hoy, con los medios que tenemos, está limitado. Cuando se lance el telescopio espacial en 2020 y cuando empiecen a funcionar los telescopios gigantes, creo que se estará en condiciones de responde a la pregunta que me ha formulado”.

– Hablando de los telescopios gigantes, ¿hay avances con el de Treinta Metros (TMT)?
“Estamos a la espera de que se haga el informe por parte de la Consejería del Gobierno de Canarias sobre el estudio medioambiental que se presentó en su momento. Sigue su curso administrativo y creo que tendremos respuesta este mes y poco después debe haber la posibilidad de tener una licencia porque está solicitada desde enero. Yo espero que podamos tener la licencia para la construcción en el mes de julio ”.

– ¿Por qué es importante que sea en julio ?
“En ese mes, según me informan, se van a resolver en la Corte Suprema de Hawái las circunstancias del telescopio. Sería una pena que no pudiéramos decir: señores, aquí hay una licencia y si ustedes tienen que tomar una decisión entre Hawái y La Palma, que sepan que aquí tienen el permiso para construir. Es posible que la Corte Suprema les dé también el permiso, pero si en ese momento no tenemos la licencia que permita la construcción aquí podemos correr el riesgo de perderlo. Es una condición importante poder tener el permiso en julio. Es vital disponer de una licencia, porque si no el proyecto no se puede considerar viable por el consorcio internacional”.

– ¿Tener en julio la licencia es condición necesaria entonces ?
“Si queremos tener una oportunidad para ser considerados por el consorcio internacional como lugar de ubicación tenemos que tener una licencia que ofrecer. Si a ellos le dan el permiso para construir en Hawái y aquí no existe, entonces no tenemos ninguna opción”.

– ¿Disponiendo incluso de la licencia, lo tenemos también complicado porque su opción preferencial sigue siendo Hawái?
“Yo soy optimista. Incluso si tienen licencia. Todo el trabajo que hemos hecho ha servido para demostrar que el proyecto puede ser un éxito en Canarias. Por tanto, creo que con la licencia concedida en La Palma el consejo de este Telescopio contemplaría que fuera en el Roque. Si no existe, no hay nada que hacer, pero si existe sé que le van a dar consideración a la posibilidad de La Palma. Las circunstancias han evolucionado en Hawái estos meses. Pero si no hay licencia, no hay decisión que tomar. Hemos tenido la oportunidad de competir pero para que ellos puedan considerar una decisión en firme la única opción es que haya una licencia en el próximo mes de julio”.

– ¿Cuando habla de la evolución de la situación de Hawái a qué se refiere?
“Sigue habiendo una oposición. Se está viendo en la causa judicial los argumentos que plantean los nativos sobre sus derechos de acceso y uso de esas montañas. Esto no es una cuestión trivial. Atiende a valores culturales, religiosos, tradicionales, derechos adquiridos que se han ido explicando por las partes. Es una decisión compleja para el sistema judicial. No me extrañaría que las consideraciones sobre los derechos de uso de las montañas sean replanteados por las administraciones. De una manera u otra, incluso si hubiese un resultado positivo para la construcción en Hawái, tener una alternativa aquí podría darnos alguna opción”.

– Aquí también hay contestación e incluso fueron usted y el presidente del Cabildo a buscar apoyo a Bruselas
“A Bruselas hemos ido a entender cómo pueden coexistir los criterios de la Unión Europea en la preservación del medio ambiente con una instalación científica de carácter único. Podemos hacer las cosas bien. Mi comprensión es que efectivamente hay formas de convivir y eso se comprende en Bruselas. Hay que hacer las cosas bien, los estudios de impacto ambiental y tomar las medidas compensatorias que sean pertinentes. Y en eso vamos a estar a la última. Como lo hemos demostrado. Ahora mismo, en el Observatorio, hay una diversidad biológica que se ha generado después de establecerse. Esa convivencia es lo que estamos interesados en conocer. Tenemos toda la voluntad de entendimiento por parte también de los responsables de la Red Natura y trabajaremos juntos para que los intereses de todos esté lo mejor protegido”.

-¿Interesa mucho dar una imagen de seguridad jurídica de cara a proyectos como el TMT?
“Para un proyecto de esta dimensión, la seguridad jurídica es fundamental. Ellos quieren hacer las cosas bien, nosotros queremos que se hagan bien y las administraciones también. Eso no quita que se realice con celeridad. Si tuviéramos la suerte de que el TMT venga a la isla de la Palma supondría 500 puestos de trabajo durante más de 60 años entre directos e indirectos. 500 familias que podrán vivir de esto. El Observatorio ya mueve otros tantos. El conjunto indica una potencia de actividad económica de alto nivel en La Palma que debe ser de interés para todas las instituciones”.

– ¿El Observatorio del Roque se queda fuera de juego si pierde el TMT?
“No, porque tenemos el Gran Telescopio Canarias. Los Cherenkov. Lo que está aquí en juego es estar en el número uno. Estamos compitiendo por ponernos en el nivel número uno. Eso sería bueno para todos. Para la ciencia española y desde el punto de vista de la imagen para La Palma y Canarias un centro de investigación número uno a nivel mundial, claro que también es importante. Ahora estamos en el nivel de medalla de plata, pero tenemos la posibilidad de conseguir el oro y es una posibilidad que se puede materializar de aquí a cuatro o cinco meses”.

El director del IAC, Rafael Rebolo.
El director del IAC, Rafael Rebolo.

– Un nivel que han mantenido a pesar de que la astrofísica también ha sido castigada por los recortes.
“Hemos tenido los recortes de toda la ciencia en el país. Nosotros estamos todavía un 20% por debajo del presupuesto de hace diez u once años. Lo que ocurre es que hemos podido convencer tanto al Estado como al Gobierno de Canarias que nos permitiera participar en proyectos de ámbito internacional, porque vienen a Canarias, con fondos de desarrollo regional. Gracias a los fondos europeos de desarrollo regional tenemos una actividad internacional que permite que atraigamos inversiones. Esto nos mantiene con un potencial importante”.

– ¿Pedro Duque puede revertir esta situación?
Es un gran conocedor de la ciencia, la tecnología y la innovación y eso ayuda a desempeñar una labor. Estoy convencido de que pondrá todo lo que esté en su mano para impulsar estas actividades. Pero que la voz de la ciencia, la tecnología, la innovación esté en el Consejo de Ministros es una decisión personal del presidente por lo que tenemos que sentirnos esperanzados de que la situación puede mejorar notablemente”.

– El Gran Telescopio Canarias, un orgullo de la ciencia española, se mantiene con un presupuesto escaso.
“El GTC es una instalación cientifica de primera magnitud internacional y se mantiene con un equipo de profesionales que hace muy bien su labor, con un presupuesto que cuando uno lo compara con instalaciones equivalentes europeas, americanas o japonesas, nuestro equipo lo saca adelante con un tercio del presupuesto que se tiene en otros países para hacer lo equivalente. Se está haciendo bien, pero si hubiera un presupuesto más holgado estaríamos haciendo las cosas de manera excelente. No se puede seguir manteniendo a ese nivel una instalación que debe ser sinónimo de prestigio para el país”.