Sociedad

“Me temo que en muchos años no se podrá tener una solución al síndrome de Down”

La asociación Down Tenerife-Trisómicos 21 celebra este año sus bodas de plata

Lorenzo Moreno Ruiz, presidente de Down Tenerife-Trisómicos 21. DA

La asociación Down Tenerife-Trisómicos 21 celebra este año sus bodas de plata. En este tiempo, como así recalca su presidente, Lorenzo Moreno Ruiz, su principal objetivo ha sido mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down y favorecer, poco a poco, su autonomía personal, reto que sigue siendo una meta por cumplir en su trabajo diario.

-¿Cómo se inició su colaboración con Down Tenerife-Trisómicos 21?

“Desde el comienzo de su creación, hace ahora 25 años. Soy el socio número 2”.

-¿Cuál cree que es la principal aportación de la asociación a la sociedad?

“Nuestra finalidad es mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down, a través de programas de apoyo que partan de sus necesidades y las de sus familias, que faciliten su autonomía personal y que favorezcan su inclusión y participación como ciudadanos de pleno derecho”.

-¿Es difícil eliminar el estigma del síndrome de Down?

“El síndrome de Down es una alteración genética que condiciona una hipotonía y un retraso en el aprendizaje. En muchos años, me temo, que no se pueda disponer de una solución a esta alteración genética. Mientras tanto, algunas actividades se han mostrado esenciales, como la atención temprana, la estimulación constante, la integración escolar, social y laboral para potenciar la autonomía de las personas de este colectivo”.

-Ya se está trabajando en la puesta en marcha de la primera residencia. ¿Cómo van estos trámites y cuál es la previsión?

“En octubre de 2017 inauguramos en La Laguna el primer piso tutelado de toda Canarias para el colectivo del síndrome de Down. Seis chicos de nuestra asociación están viviendo de forma permanente en dicho piso. Esto ha sido posible por el trabajo conjunto realizado por el Cabildo de Tenerife y la asociación para conseguir hacer realidad este proyecto ilusionante. Pero no es suficiente esta iniciativa. Por ello, en la nueva sede de la asociación, que podremos empezar a construir en los próximos meses, si se superan algunos problemas pendientes, está previsto crear un módulo dedicado a una minirresidencia”.

-¿Qué retos se ha marcado para este año la entidad?

“La construcción de la nueva sede es nuestro principal objetivo. Disponemos de los fondos necesarios para realizar la primera fase, que han sido aportados por el Cabildo de Tenerife. Otro objetivo importante es dar respuesta a las solicitudes de plaza de chicos que todavía no disponen de ella. Y, naturalmente, continuar mejorando la atención diaria a nuestros chicos y chicas, creando nuevas actividades que permitan una mejor atención. En lo referente al piso tutelado, comenzaremos en setiembre con actividades de fin de semana para lograr una mayor socialización”.

-En el tiempo que lleva formando parte, ¿cuál es la historia que más le ha marcado?

“No hay una historia única, sino la lucha de todas las familias por lograr una mejor atención para nuestros hijos. En la actualidad, en la asociación hay chicos con edades avanzadas, cuyos padres, lógicamente, son muy mayores o han fallecido, y, por tanto, tenemos que dar respuesta a las necesidades que surgen por esta circunstancia”.