Homenaje

Santa Cruz está “tan enamorada” de la Negra Tomasa

Víctor Lorenzo Díaz Molina, 'Sosó', recibe la Insignia de Oro de la capital palmera por la creación de un personaje que se ha convertido en un icono del Carnaval de Canarias

En Sosó conviven la naturaleza ingeniosa, divertida y hasta cierto punto ingenua de su ciudad, Santa Cruz de La Palma, que ayer le rindió homenaje por crear y dar forma a uno de los personajes más universales del Carnaval, La Negra Tomasa, cuya llegada a la plaza de España, bailando al ritmo de la conga, representa uno de los momentos más esperados del Día de Los Indianos. Un mérito por el que Víctor Lorenzo Díaz Molina recibió la Insignia de Oro de la Ciudad, en un acto celebrado en el Ayuntamiento de la capital palmera, que concluyó con la colocación de una placa de reconocimiento en la fachada de su domicilio.

Una distinción justa para un ser entrañable, que ha sabido contagiar la alegría con su transformación en “la más sandunguera”, como describe la conga Sangre indiana, de Fran Medina, a la Negra Tomasa. Pero Díaz Molina también ha encarnado la mirada de asombro e ingenuidad de la Luna de Valencia, que portaba en los desfiles de mascarones, y ha sido uno de los más traviesos enanos que han danzado a la Virgen cada lustro. Siempre, de una u otra manera, Sosó ha mostrado el rostro más alegre de la vida.

Con este homenaje, Santa Cruz de La Palma reconoce el amor que siente por este personaje, que toma su nombre de la cumbia Bilongo, del compositor cubano Guillermo Rodríguez Fiffe. “Estoy tan enamorado / de la Negra Tomasa / que cuando se va de casa / triste me pongo”. Así lo dice el estribillo que ha hecho popular a este tema y que hoy parecía resonar como un lunes de Indianos, escondido tras el rigor protocolario del acto.

Sosó estuvo acompañado por los suyos. Su familia, amigos y vecinos. Y fue, como siempre, auténtico en sus palabras y la expresión de sus sentimientos. No pudo evitar emocionarse al recibir esta distinción de manos del alcalde, Sergio Matos, quien valoró que “la Negra Tomasa ha trascendido su condición de figura exclusiva de una jornada festiva de naturaleza efímera para erigirse en icono simbólico”. Mientras que la concejal de Fiestas, Virginia Espinosa, destacó la proyección que su imagen ha ofrecido al Carnaval de Santa Cruz de La Palma.

Sosó la Negra Tomasa5 Sosó la Negra Tomasa4 Sosó la Negra Tomasa3 Sosó la Negra Tomasa2 Sosó la Negra Tomasa1 Sosó la Negra Tomasa
<
>

Díaz Molina recordó que el nacimiento de la figura de la Negra Tomasa tiene también algo de inspiración en “la película de kunta kinte”, en referencia al protagonista africano de la serie Raíces, y el hecho de que participara en las cabalgatas de Reyes haciendo el papel de Baltasar. Así lo puso de manifiesto este “palmero de pura cepa”, como se define, sobre todo al recordar “todo lo que lloré” durante los diez años que vivió como emigrante fuera de la Isla , en Dinamarca.

Sosó no tiene pensado todavía colgar el vestido de la Negra Tomasa y asegura que se siente en plena forma para que sus caderas desafíen a la gravedad con el ritmo trepidante que impone a su baile el próximo lunes de carnaval. Ese es el límite que se pone a sus casi ya 78 años.

Muy pegado a la filosofía cholista del partido a partido y convencido de que es “el calor de la gente” el que le da fuerza para sacar toda la energía el Día de Los Indianos”. Un personaje que “me ha hecho llorar, cantar, reír, bailar e incluso salir de mi isla, en su representación”.

La mayor parte de sus palabras estuvieron dedicadas a expresar su agradecimiento a todos los que han colaborado a lo largo de todos estos estos años a sacar a la calle a la Negra Tomasa, desde las costureras y maquilladoras, a su familia y amigos o la Corporación de la capital palmera.

“Al rayar el alba, cada lunes de Carnaval, en su salón ha sido vestido y maquillado para, horas después, desembarcar en el puerto y dirigirse hasta la plaza de España y menear sus caderas para una algarabía de indianos nuevos llegados de todas las orillas, al son de guitarras y treses, bongós, maracas, marímbulas y claves”. Este es el texto que figura en el cartel que desde ayer luce en la fachada de su domicilio y que recordará para siempre que de ese inmueble salió todo un icono del Carnaval palmero.