Economía

El Gobierno baja las ayudas REA al cereal, carne, pollo, leche, queso y mantequilla

El Consejo de Gobierno canario aprobará la propuesta en su reunión de la próxima semana para remitirla a Madrid y Bruselas

La cabaña ganadera ha aumentado casi el doble en los últimos años. EP
La cabaña ganadera ha aumentado casi el doble en los últimos años. EP

Ni vencedores, ni vencidos. El Gobierno de Canarias ha zanjado la polémica por las ayudas del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) recortando la subvención para 2019 a productos tanto del sector industrial como ganadero, con el objetivo de asegurarse de que el dinero de estas ayudas llegue a final de año. Así, la carne y el pollo congelados, la leche y nata para consumo directo, el queso amarillo, la mantequilla, el cereal y el forraje verán reducida su ayuda media el próximo año.

Y es que, tras varios encuentros fallidos, la Comisión de Seguimiento del REA, reunida ayer, cerró finalmente el balance de aprovisionamiento del REA para 2019, que tendrá que ser ratificado por el Consejo de Gobierno la próxima semana para, posteriormente, enviarlo a Madrid y a Bruselas, donde debe llegar antes del 31 de julio.

Como ha venido informado DIARIO DE AVISOS en las últimas semanas, desde 2015 tanto el forraje como el cereal subvencionado para consumo animal no llega a finales de año, lo que está provocando serios problemas a los ganaderos. Este año se acabaron en mayo y en 2017, en junio los cereales y en septiembre el forraje. El problema radica en que, al reclamarse más toneladas de cereales y forrajes, entre otras cosas, porque hay más cabañas ganaderas, la ficha financiera no llega, y los insumos con ayuda REA se acaban antes de final de año, cuando se renueva la ficha.

Eso significa que los ganaderos tienen que adquirirlos antes, para poder comprar con REA, o si lo hacen después lo comprarán más caro. Además, esta situación provoca un acaparamiento por parte de los importadores que distorsiona el mercado de precios y desestabiliza a los ganaderos.

Para evitar que esto vuelva a producirse un año más, tanto industriales como ganaderos plantearon al Gobierno canario descrestes en las ayudas, con el fin de aumentar la ficha financiera y que las subvenciones lleguen al final del ejercicio. Desde la Asociación de Industriales de Canarias (Asinca) se propuso una rebaja al cereal y forraje para consumo animal (actualmente, en 100 y 72 euros la tonelada) y, si no quedaba otro remedio, a productos que compiten con la producción local. En el caso de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), la propuesta iba por disminuir parte de la ayuda unitaria a productos importados, como la leche y los quesos, además de eliminar por completo las ayudas a la importación de carne de vacuno refrigerada, ya que estas partidas obstaculizan y frenan el desarrollo de las producciones locales.

Pues bien, la propuesta que el Consejo de Gobierno aprobará la próxima semana, a la que ha tenido acceso el DIARIO, recorta la ayuda a la carne refrigerada de 86 a 73 euros la tonelada; al pollo congelado, de 150 a 90 euros la tonelada (el mayor recorte); a la leche, de 20 a 10 euros; la mantequilla, de 190 a 187 euros; el queso amarillo, de 200 a 150 euros, y el cereal, de 100 a 92 euros la tonelada, lo que permite ampliar el balance anual de 220.000 a 245.000 toneladas; la paja pasa de 72 a 65 euros la tonelada, y aumenta el balance de 33.000 a 37.000 toneladas; y la alfalfa no se toca, sigue en 72 euros la tonelada, pero sí aumenta el balance anual, de 53.000 a 63.000 toneladas.

Con estos cambios, la ficha financiera para 2019 suma 62.091.490 euros, 1.029.200 menos que este año (63.120.690 euros). Este resto se traspasará al Posei, probablemente para destinarlo al sector del vino.

Ganaderos e industriales, contentos, pero con “matices”

Tanto ganaderos como industriales se congratularon del acuerdo, aunque con “matices”. El presidente de Asinca, Andrés Calvo, valoró que quedan “garantizados” los insumos hasta final de año; y el secretario general de Asaga, Hernán Tejera, recalcó que hay margen “para bajar más las ayudas de los productos que compiten con la producción local”, y aseguró que no renuncian a que si los balances no se agotan, “la ayuda al cereal y forraje vuelva a subir”. Tejera afirmó que apoyarán las campañas de inspección del Gobierno para evitar el acaparamiento de mercancía, que provoca “pérdidas en la calidad de los productos” n