Tenerife

La AMTC pide un plan de empleo para crear 50.000 trabajos turísticos

Mientras los municipios de sol y playa reclaman puestos de calidad, Sindicalistas de Base advierte sobre la pérdida de un millón de turistas: “No toleraremos que repercuta en salario y empleo”

La AMTC señala en un informe que “hay que convencer a los empresarios de que una empresa turística de calidad exige empleos de calidad”. Sergio Méndez
La AMTC señala en un informe que “hay que convencer a los empresarios de que una empresa turística de calidad exige empleos de calidad”. Sergio Méndez

La ocupación en el primer semestre del año y las previsiones de la patronal hotelera, que apuntan un descenso de turistas en Canarias próximo al millón en el presente ejercicio, han puesto al sector en estado de vigilancia, con todos los radares activados, por el alcance de una tendencia que rompería un lustro de constantes subidas. La mayoría de expertos coinciden en que los 80 marcaron una época de cambios, hoy afrontamos un cambio de época. En ese debate abierto para detectar fortalezas y debilidades, una de las voces más críticas es la de Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC), que advierte de que las Islas siguen “ancladas en inercias propias del viejo modelo, sin introducir la nueva gestión turística que requieren los nuevos tiempos, ni mucho menos al ritmo que exige el mercado”. A su juicio, la contención del crecimiento perjudicará, sobre todo, a quienes no hayan apostado por renovar sus ofertas. Pero, en el horizonte se vislumbra una medida que todo el mundo quiere evitar: la bajada de precios.

¿Qué repercusión tendrá en el mercado laboral la desaceleración del principal motor económico de las Islas? El secretario de Comunicación de Sindicalistas de Base, mayoritario en el sector, Manuel Fitas, se mostró contundente al asegurar a este periódico que “no toleraremos que la patronal use la pérdida de turistas para repercutirlo en empleo y salario”. El dirigente sindical señaló que “venimos de dos años irrepetibles, hemos tocado techo y entramos en la normalidad”, y recordó que “los empresarios habían duplicado sus beneficios en los últimos años y ahora tienen que adaptar los precios”.

Salvador Viñas, secretario general del sindicato, reconoció su preocupación “por que los empresarios nos digan ahora que este descenso pueda afectar a los salarios o al empleo, congelando la creación de nuevos puestos de trabajo o, incluso, destruyendo los actuales, algo que no estamos dispuestos a consentir”.

El informe de la AMTC, aprobado en su primera conferencia celebrada el mes pasado en Adeje, señala que los empleados del sector turístico en Canarias son hoy los mismos que había hace una década, con una diferencia: en 2007, las Islas recibieron 10 millones de visitantes, seis menos que en la actualidad. Ello supone que se ha producido un fuerte incremento de la productividad de los trabajadores, sin que haya sido compensado con un aumento proporcional de los salarios, indica el estudio.

Los municipios punteros en turismo en el Archipiélago consideran que ha llegado el momento de acometer un Plan de Empleo de Canarias entre 2019 y 2023 que se marque como objetivo crear más de 100.000 empleos de calidad a lo largo de ese quinquenio, la mitad de ellos en la actividad turística. De esa manera, el Archipiélago alcanzaría los 350.000 ocupados en el sector. Los alcaldes que integran la alianza creen que para alcanzar ese objetivo “hay que convencer a los empresarios que una empresa turística de calidad exige empleos de calidad”.

La AMTC propone un Pacto Social por el Empleo entre el Gobierno de Canarias, los cabildos y los ayuntamientos con las organizaciones empresariales y sindicales. La asociación considera que los 50.000 nuevos puestos de trabajo estarían vinculados no sólo al proceso de modernización y renovación de las instalaciones, sino, sobre todo, a la creación de nuevos segmentos de negocio, ampliando la red de emprendedores.

En ese sentido, los municipios turísticos proponen actuar en varios frentes para revertir el modelo actual y ensanchar los embudos que impiden el acceso de los trabajadores canarios a la industria turística, entre otras razones porque su cualificación no se corresponde con las necesidades del mercado. El primero es resolver el “problema estructural” del aprendizaje del idioma, agravado, sostienen, por la falta de un profesorado altamente especializado. Otro factor es la Formación Profesional, anclada en una oferta formativa más propia del siglo XX que del XXI y sin contar con la opinión del sector. La AMTC también demanda un mayor compromiso empresarial con los trabajadores locales, a través de la denominada FP dual, y, por último, acabar con la brecha de género en el sector turístico, equiparando salarios en todos los eslabones de la cadena laboral y aplicando todos los convenios y protocolos que se han aprobado y que no se cumplen.

Más de 18.000 millones de euros de gasto y el 34% de los puestos

En 2017, con 16 millones de turistas y más de 110 millones de pernoctaciones, los ingresos turísticos ascendieron a 18.500 millones de euros, es decir el 31% del PIB regional. El empleo turístico representa el 34% del número total de población ocupada en Canarias, con 300.000 personas trabajando en esta actividad n