Sucesos

La autopsia confirma que el desaparecido murió de forma violenta

El cadáver de Manuel fue encontrado entre matorrales en las inmediaciones de la casa de su madre, donde estaba residiendo

En estos matorrales fue hallado el cuerpo sin vida del infortunado lagunero. Sergio Méndez
En estos matorrales fue hallado el cuerpo sin vida del infortunado lagunero. Sergio Méndez

Los primeros resultados de la autopsia practicada por los especialistas del Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife confirmaron ayer que, tal y como adelantó DIARIO DE AVISOS, la muerte de Manuel Marcos García, un varón de 55 años residente en el término municipal de La Laguna, fue de origen violento, en un caso sobre el que se ha decretado el secreto de sumario por parte del juzgado que instruye las oportunas diligencias.

El cadáver de Manuel Marcos, cuya desaparición había sido denunciada el pasado viernes por sus familiares, fue hallado entre unos matorrales situados junto a la Carretera General del Norte a la altura de la Cruz Chica y muy cerca de la casa de la madre del infortunado, donde este residía, ya en el núcleo de Guamasa y siempre dentro del término municipal lagunero.

Como recordará el lector, la primera inspección de los restos mortales permitió detectar varias heridas de arma blanca, una de las cuales se localizaba en el cuello de la víctima, que sería la que presumiblemente le costó la vida.

Al parecer, fue una vecina la que encontró en las inmediaciones de una casa abandonada junto a la que fue hallado el cadáver varios objetos personales del varón en cuestión, así como lo que podían ser manchas de sangre.

Ello motivó la presencia en la zona de miembros de la Policía Nacional, quienes, tras comprobar que se encontraban ante un posible crimen, alertaron a sus compañeros de la Policía Judicial y del Grupo de Homicidios, que son los que ahora investigan lo acaecido. Como quiera que en el lugar descrito apareció su documentación, pronto se supo que el fallecido era el citado Manuel Marcos García, un varón de 55 años actualmente en paro cuya familia había echado en falta desde que en la noche del pasado jueves pasara una velada con amigos. Se entiende que, tras despedirse de los mismos y dado que no tenía coche, el infortunado se dirigía caminando a la casa de su madre, donde residía en la actualidad, cuando se encontró con el responsable o responsables de su fallecimiento.

Lo que no consta es si los investigadores han dado ya con el arma del crimen, dado que, como se ha dicho, la autoridad judicial ha ordenado el secreto de sumario. Manuel Marcos, de 1,60 metros de estatura, complexión delgada, ojos castaños y pelo corto con canas, fue visto por última vez en la plaza de Guamasa antes de que fuera hallado su cuerpo sin vida.

Por otro lado, lamentablemente, ayer se produjo otro apuñalamiento, en Playa de Las Américas, si bien en este caso la víctima presenta heridas de carácter moderado, a pesar de haber sido apuñalada en el cuello.

Los hechos tuvieron lugar minutos antes de las cuatro de la madrugada en la avenida de Rafael Puig Lluvina, y el lesionado es un joven de 23 años de edad, quien fue trasladado en ambulancia de soporte vital básico del Servicio de Urgencias Canario hasta Hospiten Sur.

También prestaron servicio miembros de la Policía Nacional, quienes ahora investigan lo sucedido. Además, personal de la seguridad privada de un local de ocio colaboró con el resto de los recursos de emergencias.