Política

RTVC invierte 1,4 millones mensuales en la gestión directa de los servicios informativos

Naranjo Sintes ha comentado que había que buscar una fórmula jurídica para poder arrendar las instalaciones y seguir prestando los servicios

EUROPA PRESS

El administrador único de RadioTelevisión Canaria (RTVC), José Carlos Naranjo Sintes, ha informado este miércoles al Parlamento de Canarias que el ente gasta un total de 1,4 millones al mes en el arrendamiento de instalaciones y subrogación del personal de los servicios informativos.

En una comparecencia parlamentaria ante la Comisión de Control, ha detallado que se abonan 87.000 euros por las instalaciones de Videoreport en Tenerife y Gran Canaria, 569.000 euros por la subrogación del personal, 205.000 euros en caso de las subcontratas, 421.000 euros en equipamientos y 122.000 euros en otros servicios, subrayando, no obstante, que los costes son inferiores a los de la facturación mensual de la antigua adjudicataria.

Así, ha comentado que había que buscar una fórmula jurídica para poder arrendar las instalaciones y seguir prestando los servicios, se optó por los derechos de uso, y según los informes jurídicos de la Casa, las de Videoreport eran las “mejores” del mercado.

En cuanto al contrato de la señal, ha apuntado que “estaba viciado de nulo derecho”, de ahí que a través de Intervención de la Comunidad Autónoma se haya tramitado el expediente de nulidad y se han comenzado a elaborar los pliegos del nuevo contrato.

“La señal sí o sí es necesaria, quiero hacer un contrato por un periodo razonable”, ha subrayado.

Sobre los trabajadores, ha comentado que “la única opción posible” para los 224 de Videoreport era asumir la totalidad de la hasta que se decida el modelo definitivo de gestión en RTVC, aunque ha dejado claro que en este momento “no es posible” subrogar a los empleados de las subcontratas del sur de Tenerife y Gran Canaria y las islas no capitalinas, “porque la relación con la tele es a través de terceros”.

En su opinión, “hay que ser escrupulosos” con la legalidad y por ahora, lo que se ha trasladado a las empresas es que “se va a seguir contando con sus servicios”.

Ha defendido la “transparencia total y absoluta” de este proceso de transición hacia el nuevo modelo que marque el Parlamento, resaltando la “adecuada optimización” de los recursos públicos, el “tesón” del personal del ente y la “transición sosegada” con Videoreport.

PODEMOS AFIRMA QUE SE DEMUESTRA QUE OTRO SISTEMA ES POSIBLE

Juan Márquez, de Podemos, ha valorado que Naranjo Sintes haya reconducido la situación en el ente “en poco tiempo”, aunque ha advertido de que quedan “escollos” sin resolver, destacando que la subrogación “ha demostrado” que otro modelo de televisión es posible al margen de la externalización.

Ha comentado que “la prioridad número uno” a partir de ahora son los 90 trabajadores de las subcontratas que se han quedado fuera de la subrogación, reclamando para ellos que se incorporen a la sociedad mercantil “en igualdad de condiciones”. “No podemos contratar desde la administración en condiciones precarias”, ha agregado.

Ha lamentado que se haya “manipulado” la información en los últimos años, con “presiones” hacia los trabajadores, convirtiendo la televisión en un “órgano de propaganda”, de ahí que demande la puesta en marcha del Consejo de Redacción e Informativos.

Ha apuntado que parte de la programación “deja mucho que desear” y cree que es el momento de que Televisión Canaria recupere su prestigio. “Nuestra preocupación no es la audiencia sino tener un servicio público de calidad”, ha señalado.

Esther González, de Nueva Canarias (NC), ha alertado de que ha empezado “un conflicto” entre el personal subrogado de Videoreport y el que ya dependía del ente, debido a las diferentes condiciones laborales.

EL PSOE PIDE UN COMPROMISO POR LOS TRABAJADORES DE LAS SUBCONTRATAS

Ha recordado que Santiago Negrín actuó “como el capitán araña” al frente del ente, “formando el lío y mandándose a mudar”, lo que obligó a la Cámara a tramitar una “solución express” que ha permitido mantener el servicio y los puestos de trabajo.

Sobre el modelo, ha dicho que su grupo reclama una dirección “profesional e independiente”

Por el Grupo Socialista, Gustavo Matos ha resaltado el acuerdo “in extremis” del Parlamento para salvar RTVC y los puestos de trabajo, y a partir de ahí, ha pedido “soluciones transparentes y que estén ajustadas a derecho”, ya que el horizonte “sigue siendo incierto”.

Ve con “preocupación” la situación de los trabajadores de las islas periféricas y el sur de Tenerife y Gran Canaria, ya que “es una mala noticia” que no se pueda equiparar sus condiciones laborales a las del resto de trabajadores.

“A veces hay caminos alternativos, basta sentarse e intentar buscarlos. No tire la toalla”, ha explicado.

Sobre el contrato de la señal, ha exhibido sus “dudas” por la declaración de nulidad del contrato de la señal, y acerca del modelo futuro, ha reclamado que los servicios informativos sean de titularidad pública cien por cien.

Jesús Ramos, del Grupo Mixto (ASG), ha comentado que su grupo está “muy preocupado” por la situación de los trabajadores de las islas no capitalinas, que realizan “el mismo trabajo pero con más dificultades y menos recursos”.

“Tenemos trabajadores de primera, de segunda, de tercera y hasta de cuarta”, ha agregado, resaltando que la situación es parecida en otros servicios públicas que se prestan en las islas periféricas, pues “todo” se concentra en Tenerife y Gran Canaria.

IGUALDAD DE LOS TRABAJADORES EN EL FUTURO MODELO

Luz Reverón, del Grupo Popular, ha admitido que “no era fácil” que se mantuviera la televisión en servicio y con los mismos puestos de trabajo, y por ello ha valorado la “normalidad y sentido común” de Naranjo Sintes al frente de RTVC.

Guadalupe González Taño, del Grupo Nacionalista, ha agradecido al administrador único que haya afrontado “el reto” de salvar RTVC y a los trabajadores, que hayan logrado mantener al ente al margen de la polémica.

Ha tildado de “éxito” la gestión de la ‘ley de emergencia’, sin obviar las “desigualdades” que hay entre trabajadores subrogados y del ente, y la imposibilidad de asumir a los que prestaban servicios en las empresas subcontratadas.

Taño ha pedido a Sintes que se cubran las vacantes en la radio y la televisión y se exija a las empresas subcontratadas el cumplimiento de los convenios, y cara al futuro, ha abogado por un “modelo” donde prime la igualdad entre trabajadores.