Sucesos

Hablan familiares de Ibrahim, el rapero asesinado a cuchilladas en Arona: “Lo mataron como a un perro”

La presunta asesina habría estado "toda la noche fumando crack, delante de su hija, de solo 7 años" y, en un momento dado, se cruzó con Ibrahim y lo acuchilló varias veces

Imagen del joven fallecido. DA
Imagen del joven fallecido. DA

Tenía solo 27 años cuando perdió la vida de una manera violenta y trágica este fin de semana. Ibrahim, estudiante y aficionado a la música, fue acuchillado múltiples veces por su presunta asesina, una mujer de 38 años y nacionalidad cubana, en presencia, según diversas fuentes, de una niña menor de edad que sería la hija de la agresora.

Ibrahim, cubierto de sangre, pudo alcanzar la calle y pedir ayuda a quien se cruzó en su camino, una chica, pero se desplomó a los pocos pasos. Cuando llegó la asistencia sanitaria fue trasladado de urgencia al Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. Una fuente familiar asegura que el chico sufrió hasta siete infartos antes de perder definitivamente la lucha contra sus terribles heridas.

Mientras él se debatía entre la vida y la muerte, las autoridades comenzaron la búsqueda de la presunta asesina, que había huido en su coche y a quien encontraron horas más tarde lista para abandonar la isla. La mujer había comprado un billete de avión destino a Cuba con salida el domingo (5 de agosto) e incluso llevaba las maletas en el vehículo en el momento de su detención. Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, víctima y asesina no tenían ninguna relación sentimental.

La detención de esta mujer, además, se produjo en el marco de la ‘Operación Indiana’, donde agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, procedieron a la detención de esta persona, vecina del municipio de Granadilla de Abona.

Hasta ahora se desconoce el motivo exacto por el que el joven rapero fue atacado tan brutalmente y fuentes que afirman ser familiares de la víctima aseguran que “no conocía de nada a su atacante”. Estas mismas fuentes insisten en que la expareja de Ibrahim, con quien el chico había sido padre, no tiene nada que ver con el asesinato. “Él era muy buena persona, conocido por su afición a la música, no conocía a esa mujer”, insisten.

Según el relato de esta misma fuente, la presunta asesina habría estado “toda la noche fumando crack, delante de su hija, de solo 7 años” y, en un momento dado, se cruzó con Ibrahim y lo acuchilló varias veces. “Lo mataron como a un perro”.