Santa Cruz

La cafetería-electrolinera de DISA en Santa Cruz estará operativa para la próxima Navidad

Dispondrá de cuatro puestos de recarga eléctrica para coches y de ocho para bicicletas, así como de un restaurante del grupo Rodilla

Rodríguez-Pastrana, junto a la imagen de la nueva estación. Sergio Méndez
Rodríguez-Pastrana, junto a la imagen de la nueva estación. Sergio Méndez

El Grupo DISA presentó ayer la primera cafetería-electrolinera de Canarias, cuyas obras comenzaron ayer mismo, con la previsión de que este nuevo espacio pueda estar ya operativo para la próxima Navidad, según explicó en rueda de prensa el consejero delegado de DISA Retail, Bernabé Rodríguez-Pastrana. En concreto, la remodelación del edificio y la estación ubicada en La Salle, en la entrada al centro de la capital tinerfeña, conllevará la instalación de cuatro puestos de recarga de baterías eléctricas para coches y de otros ocho para bicicletas eléctricas; así como de un local de restauración del grupo Rodilla.

El proyecto ha sido diseñado por Pedro Romera, que “ha dado con una solución moderna y atractiva, en una zona en la que se demanda este tipo de servicios”, señaló Bernabé Rodríguez-Pastrana.

Imagen de los puestos de recarga de la cafetería-electrolinera. DA
Imagen de los puestos de recarga de la cafetería-electrolinera. DA

Energía renovable

El consejero delegado de DISA Retail destacó que “la energía que suministramos en esta estación va a ser toda de procedencia renovable” y recordó que, desde hace algunos meses, “DISA está ya comercializando directamente esta energía”. “DISA está liderando la transición energética en Canarias porque está apostando por todo tipo de energías, y, entre ellas, la renovable, además del gas, que ya lo tenemos desde hace tiempo. En la fotovoltaica somos los primeros generadores de Canarias, con 20 MW, y tenemos aprobado proyectos por 44 MW de energía eólica. De esos proyectos, ya comenzó uno en Arico”, explicó.

El coste de recarga en estos puestos de la cafetería-electrolinera estará en torno a los 0,5 euros por KW consumido. Asimismo, para la carga completa de un vehículo el tiempo estimado es de unos 45 minutos, y para carga parcial, de unos 15-20 minutos.

“Es cierto que la rentabilidad de una estación de suministro de electricidad está muy cuestionada, pero a veces hay que poner de un lado de la balanza la rentabilidad y, de otro, el compromiso con la sociedad, la visión de futuro y el compromiso con el medio ambiente. Y la balanza se decanta por este, de ahí que acometamos esta inversión”, afirmó Rodríguez-Pastrana, quien destacó que “no queremos que el despegue de la electricidad nos coja durmiendo”.

La ejecución de las obras, con un presupuesto de más de 350.000 euros, dará empleo a unas 25 personas y, una vez concluida la construcción, y se inicie la actividad de restauración, se crearán al menos ocho puestos de trabajo.