SOCIEDAD

Más de 67 millones para atender la dependencia y la discapacidad en Tenerife

Esta cifra se incluye en un convenio que también prevé poner en marcha este año 367 nuevas plazas diurnas y residenciales

Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife destinarán 67 millones de euros a la atención de la dependencia. | DA
Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife destinarán 67 millones de euros a la atención de la dependencia. | DA

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife destinarán este año un total de 67.053.553 euros para atender a personas en situación de dependencia o discapacidad, lo que ayudará, según el presidente insular, Carlos Alonso, a que la isla se sitúe pronto en la media del Estado en este ámbito.

Esta cifra se incluye en el convenio que en esta materia han firmado hoy la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido; y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y que además prevé poner en marcha este año 367 nuevas plazas diurnas y residenciales.

La inversión prevista se incluye en la financiación plurianual 2018-2021 del convenio, que establece un montante total de 284.648.305 euros en el período y ambos responsables subrayaron que este año se podrán consolidar en la isla 2.354 plazas para personas con discapacidad y 2.107 para mayores, así como 190.000 horas de atención en domicilio.

En total, se alcanzarán las 5.022 plazas de la red de atención a la dependencia en la isla y entre ellas se incluyen las de alto nivel de especialización adaptadas a diferentes perfiles de personas, además de atender a la aparición de nuevas necesidades en este ámbito.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, subrayó que su experiencia anterior como responsable del área social en el Cabildo tinerfeño le ha ayudado a tener una perspectiva “insular” de las dificultades de gestión y por ello, destacó, uno de los avances ha sido el dotar a los convenios de carácter plurianual.

Así se evitan los problemas que hasta ahora afrontaban los cabildos cuando cada año se vencía el convenio correspondiente con la Administración autonómica, con lo que desaparecían las partidas hasta la consiguiente prórroga y al afrontar los pagos los interventores de las corporaciones insulares “sistemáticamente” ponían reparos, lo que creaba problemas “graves”.

Ahora administraciones locales y operadores de asuntos sociales cuentan con un presupuestos garantizado que les permite planificar su actividad, indicó Cristina Valido.

Al respecto, la consejera canaria señaló que estos convenios entre administraciones y el plan de infraestructuras sociosanitarias “son dos documentos que se dan la mano para dar un paso de gigante en la atención a la dependencia en Canarias”.

También manifestó Cristina Valido que en la atención a la dependencia no todo es repartir prestaciones económicas mes a mes, sino contar con una estrategia plurianual con cabildos y ayuntamientos y tener en cuenta la revisión de las infraestructuras, pues la finalidad es que quien necesite un centro de día lo pueda tener.

En el acuerdo firmado hoy también se prevé la participación del Cabildo tinerfeño en el procedimiento seguido por la Comunidad Autónoma para reconocer el derecho a la dependencia de las personas que lo soliciten y asignar el servicio especializado adecuado -el Programa de Atención Individualizado (PIA)- según el grado de dependencia.

A juicio de Carlos Alonso, esta medida ayudará a no “engrosar” la lista de espera en esta cuestión sino por el contrario, a acortar el plazo para la resolución de la solicitud. También en el convenio se refuerzan los servicios de promoción de la autonomía personal, que este año contará con financiación para atender a 960 personas que se beneficiarán además de atención domiciliaria especializada y que del total 360 estarán reservadas para personas con discapacidad y 600 corresponderán a mayores.

Precisamente el servicio de atención domiciliaria lo puso en marcha el Cabildo tinerfeño el año pasado y se incorpora ahora al convenio con el Gobierno regional, y con él se aportan cuidados de enfermería, psicología y fisioterapia que complementan las ayudas que proporcionan los ayuntamientos.

El objetivo es atender este año a 240 personas mayores dependientes gracias a estos recursos y la financiación global de este servicio es de 4,18 millones de euros, a los que hay que añadir otros 1,9 millones destinados a la atención domiciliaria especializada destina a usuarios que requieren de mayores cuidados.