Sociedad

César, el soñador tinerfeño que hizo realidad ‘El Turista 2’

El tinerfeño César Sar, que vendió todos sus bienes para dar su primera vuelta al mundo, rueda una segunda edición, con muchos más medios, en la que visita 60 países en 15 meses

La desbordante vitalidad del tinerfeño César Sar es una constante que marca toda esta aventura. El Turista 2
La desbordante vitalidad del tinerfeño César Sar es una constante que marca toda esta aventura. El Turista 2

“Muchos dijeron que estaba loco cuando en 2011 expliqué que me iba a recorrer el mundo por más de un año. De esa locura salió El Turista, el primer programa de televisión de vuelta al mundo grabado íntegramente por una sola persona. Lo emitió FOX Canal Viajar 7 veces, además de otras cadenas y aún hoy es visible en Estados Unidos, Movistar TV o los trenes de Renfe. Para financiarlo vendí mi casa, dejé atrás un trabajo como adjunto a la dirección de Canal 6 Televisión e invertí todos mis ahorros. Mereció la pena”.

Nadie mejor que el propio César Sar para resumir cómo surgió este programa de televisión cuya segunda edición se encuentra ahora en fase de montaje tras recorrer el mundo por segunda vez. “Han sido 15 increíbles meses por 60 países usando 95 aviones. Y aunque en esta ocasión dimití de un puesto de directivo de la televisión pública para embarcarme en una nueva aventura planetaria, puedo decir que esta nueva vuelta al mundo no es ninguna proeza. Esta vez fui con todos los gastos pagados e ingresando un buen salario. Es lo que denomino el mejor trabajo del mundo. A diferencia de la primera vuelta al globo; en esta no he dormido 15 días en el maletero de un coche ni perdido 25 kilogramos de exceso de peso”, relata este periodista tinerfeño que se hizo popular en la Isla por su trabajo en una televisión local antes de dar este giro copernicano a su existencia. De paso por la Isla, Sar cuenta a DIARIO DE AVISOS que ha visitado, durante su vida, en 110 países. Es decir, “todos los estados continentales visitables del mundo, me faltan algunos que son islas y las dictaduras inaccesibles al extranjero, claro”.

Aquella apuesta vital que le llevó a 30 países durante los 13 meses en que duró la travesía se ha convertido en, como se ha dicho, 60 naciones en 15 meses para un resultado de “más de 500 historias de esta nueva temporada que tendrá además una versión en inglés, una música original y nuevamente una extraordinaria edición”.

Con tanta experiencia viajera, era imposible no preguntarle a Sar sobre el país más bonito, a su juicio, que ha conocido, y la respuesta sale a borbotones: “No es un país, es el territorio indómito, al que solamente puedo dar gracias, el inexplorado de la Antártida. No hay lugar más bello del mundo”, explica.

La Antártida es uno de las grandes atractivos de la nueva entrega. El Turista 2 Adaptarse a las costumbres locales, uno de los retos. El Turista 2 Sar nunca falla a su cita asiática. El Turista 2 No faltó una visita a la mágica Bahía de Halong (Vietnam). El Turista 2 Sar destaca como habitual el buen recibimiento. El Turista 2
<
>
La Antártida es uno de las grandes atractivos de la nueva entrega. El Turista 2

Sobre si alguno le recordó a Canarias, el viajero medita unos segundos hasta que da con la respuesta: “Una parte de Ecuador donde hacen gofio”. Lamentablemente, César nos trae malas noticias sobre la llamada octava isla al preguntarle sobre el país que no recomienda visitar: “Es triste, pero te digo Venezuela, seguramente el sitio menos recomendable para visitar como turista que no esté en guerra, claro. Es muy inseguro”.

Sobre dónde pasó más frío, el periodista se queda “con la cumbre del Manglik Sar”, ya que en El Turista 2 no faltó una escalada a la montaña del mismo nombre y situada en el Himalaya. Hablamos de, nada menos, 6.050 metros de altura, y el vídeo que rueda tras el descenso con su acompañante de lujo para la ocasión, el gran divulgador Sebastián Álvaro, de Al Filo de lo Imposible y padrino del Tenerife Walking Festival, será, sin lugar a dudas, uno de los momentos más emocionantes del nuevo programa. Por cierto que César Sar subiera el Manglik Sar “es una casualidad, la verdad”.

El test al especialista no deja de inquirir acerca del país al que quiere volver en cuanto pueda, y de nuevo la respuesta es inmediata: “A Nueva Zelanda”. Sin embargo, también es rápido a la hora de comentar que no volvería “a Brunéi; no se nos ha perdido nada; seguro que hay mil sitios que visitar en el mundo antes de morir, entre ellos le garantizo que no está Brunéi”, insiste el tinerfeño.

La capital del planeta, Nueva York, también fue parte del periplo. El Turista 2

En cuanto a dónde encontró a la gente más rara, César Sar sostiene que fue “en Japón; me sentí como un marciano”, para a continuación soltar una carcajada. El más avanzado sería, en su opinión, “Suiza, y donde mejor comí fue en El Líbano”.

Sar no quiere terminar la entrevista sin citar “a mi productor ejecutivo, Pablo Oramas, que me ha dado todo su apoyo en este nuevo proyecto y lo que es más importante aún, su amistad.

En cuanto al futuro, “si la salud lo permite,habrá una tercera temporada y, como cantaba John Lennon, podrás decir que soy un soñador, pero no soy el único”. La sonrisa que se dibuja en su rostro prueba que no es un loco, sino una persona que cumple su sueño.