Los Llanos de Aridane

Pino León: “Estamos buscando una vivienda para ofrecérsela a Samara”

La directora del Instituto Canario de la Vivienda asegura que están en la búsqueda de una solución habitacional temporal para la madre con tres hijos amenazada por un desalojo judicial

María del Pino León, directora del Instituto Canario de la Vivienda. |DA

María del Pino León, directora del Instituto Canario de la Vivienda, asegura que están buscando una vivienda para Samara Bermúdez en La Palma, tal y como se comprometió el pasado mes de agosto este departamento del Gobierno de Canarias, tras solicitar la paralización judicial del desalojo de la casa que ocupa actualmente esta mujer con tres hijos menores, en Los Llanos de Aridane.

Pino León señala que están trabajando en varios casos de esta naturaleza en el Archipiélago, para los que están buscando lo que denominan una “solución habitacional temporal”, mediante la colaboración con distintas entidades con las que tienen convenios.

Si bien, subraya que “lo importante en estos casos es que logremos paralizar el alzamiento judicial”, tal y como ha ocurrido en el caso de Samara Bermúdez, que estuvo cerca de ser desalojada de la casa en la que vive, en una promoción pública del barranco Cruz de La Paloma. En esta línea, la responsable del Instituto agradece “la colaboración de los órganos judiciales que atienden la paralización de los desalojos para los que estamos buscando una solución”.

“Ahora estamos buscando una vivienda en La Palma para ofrecérsela a Samara, para que tenga una garantía ella y su familia”, comenta Pino León, quien subraya que se trata de “una solución habitacional temporal”. Esta vivienda representaría “una garantía de tranquilidad y estabilidad” para la beneficiaria.

En cuanto a la fecha en la que Samara Bermúdez podría disponer de esta nueva casa, no se atrevió a vaticinarla. “El tema de las viviendas no se resuelve de una semana para otra”, aclaró. En este sentido, indica que por la experiencia que tienen en este departamento, las viviendas en las que han intervenido, en muchas ocasiones necesitan de una pequeña rehabilitación. En otros casos, tienen que tramitar los boletines de electricidad y agua. “Por eso no están disponibles en el tiempo que sería deseable. Pero en el caso de Samara lo importante es que la familia no está en la calle porque se ha paralizado el desalojo”.