DESDE LA TRONERA

La indumentaria tradicional canaria y la revista ‘El Pajar. Cuaderno de Etnografía Canaria’ (I)

Por Juan de la Cruz Rodríguez * Han pasado ya dieciocho años desde la edición del nº 6 de la revista El Pajar dedicado a la indumentaria tradicional canaria viera la luz. En su sumario se recogían fundamentalmente las ponencias, comunicaciones, experiencias y conclusiones del congreso organizado por la Asociación Cultural Día de las Tradiciones ...read more →

Presentación del Consejo sectorial de Indumentaria de Tenerife en el Cabildo Insular de la Isla. Cabildo Insular de Tenerife / DA
Presentación del Consejo sectorial de Indumentaria de Tenerife en el Cabildo Insular de la Isla. Cabildo Insular de Tenerife / DA

Por Juan de la Cruz Rodríguez *

Han pasado ya dieciocho años desde la edición del nº 6 de la revista El Pajar dedicado a la indumentaria tradicional canaria viera la luz. En su sumario se recogían fundamentalmente las ponencias, comunicaciones, experiencias y conclusiones del congreso organizado por la Asociación Cultural Día de las Tradiciones Canarias hoy Asociación Cultural Pinolere Proyecto Cultural.

En él se definieron muchos conceptos y términos hasta ese momento poco conocidos, y que hoy en día son usuales en una gran mayoría de la población, sobre todo en los colectivos vinculados a las actividades folclóricas. Ese congreso también fue testigo de algunas polémicas suscitadas sobre el tema que nos ocupa, donde se expusieron los diferentes criterios más o menos argumentados, y se desmontaron muchos de los tópicos que hasta ese momento circulaban como verdades incontestables en el ámbito de las indumentarias regionales.

Desde finales de la década de los años setenta del siglo pasado y sobre todo en la de los ochenta, se habían producido algunos intentos de vestir y difundir otras formas de lucir nuestras indumentarias propias, por parte de algunos colectivos folclóricos, como el del Colegio Público Las Mercedes o la Agrupación Folclórica Los Majuelos, que lucieron por primera vez trajes de campesinos de finales del siglo XIX en sus primeras actuaciones públicas. Esta iniciativa fue secundada en la década siguiente por otras formaciones, entre las que destacó por completa y documentada la presentación de Los Majuelos. También iniciaron su andadura con nuevas formas de vestir los trajes tradicionales el grupo folclórico del Centro de Educación (antigua Escuela de Magisterio), Aythami de la Casa de Venezuela, El Mocán de Los Silos; el grupo folclórico Añate de La Victoria; la Agrupación Folclórica Universitaria y un largo etcétera. A su vez, se publicaron numerosos artículos en la prensa local a favor y en contra de las nuevas maneras de concebir el vestir propio de nuestra región. De igual manera que ven la luz otros escritos de carácter informativo sobre diferentes modalidades de nuestros atuendos, monografías sobre algunas prendas, o reseñas sobre presentaciones de las colecciones de las nuevas agrupaciones folclóricas o de las ya existentes. También ven la luz algunos libros y artículos en revistas locales tratando el vestir isleño de forma general o ciñéndose a algunas zonas concretas como pueden ser Icod el Alto, Icod de los Vinos, Los Silos, La Orotava, etcétera, y otros con estudios más amplios sobre las vestimentas de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote o una publicación sobre el vestir de toda Canarias.

Merecen ser destacadas la implicación de algunos organismos, entidades oficiales y ayuntamientos que han contribuido en diferente medida a popularizar nuestros indumentos con certeras iniciativas a la hora de exigir el buen vestir en aquellos actos donde es preceptivo el ataviarse con vestimentas regionales.

En 1987 abrió sus puertas el Museo Etnográfico de la Casa de los Carta en Valle de Guerra, hoy Museo de Historia y Antropología de Tenerife perteneciente al Cabildo insular. Allí se expusieron por primera vez, más de cuarenta trajes tradicionales en las modalidades de: populares rurales con las variantes de trajes de diario, fiesta y de ocasiones especiales; trajes populares urbanos, ambas variantes pertenecientes al siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX; las maneras de vestir de las clases populares desde finales del siglo XIX y principios del XX, muy diferentes a las de la etapa anterior, gracias a las aportaciones de los géneros industriales.

* Técnico en Textiles y miembro del Consejo Sectorial de Indumentaria Tradicional de Tenerife