La Laguna

Apuesta por reducir el mobiliario urbano del casco histórico de La Laguna

Los nuevos bancos y papeleras se empezarán a instalar el próximo 2019 en la zona peatonal, haciendo hincapié en la accesibilidad y la visibilidad, y se eliminarán los maceteros que quedan

Fotomontaje de las nuevas papeleras y bancos propuestos para el casco histórico de La Laguna. / DA

El Ayuntamiento de La Laguna comenzará a renovar el mobiliario urbano del centro histórico de la ciudad el próximo año, apostando por la accesibilidad y la visibilidad de las vías y sus inmuebles patrimoniales, por lo que se plantea reducir el número de papeleras y bancos en las calles peatonales del casco.

En el último Consejo Municipal de Patrimonio se presentó el proyecto para renovar el mobiliario urbano en el casco histórico de La Laguna, realizado por el estudio de arquitectura Cabrera y Febles y presentado por Margarita Febles. “Un trabajo pormenorizado que nos va a servir de piedra angular para mejorar el mobiliario urbano del casco”, indicó ayer la concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de La Laguna, Candelaria Díaz.

El estudio enumera los elementos que ahora mismo están en esta zona de la ciudad, ubicados calle por calle, y plantea una propuesta futura de ordenación de este mobiliario urbano, “teniendo en cuenta criterios como el mantenimiento, la accesibilidad o la movilidad”, y que ahora el Ayuntamiento estudiará.

Además, según explicó Candelaria Díaz, la catedrática de Historia del Arte de la ULL Maisa Navarro, presente también en la comisión, “defendió que en las ciudades históricas lo mejor es colocar el menor mobiliario urbano posible”, porque si se instala demasiado “afecta a la visibilidad y fachadas” de las vías. En sentido, la edil apuntó que el objetivo del área es “colocar lo necesario, no vamos a llenar las calles de mobiliario”, por lo que el Ayuntamiento comparte la idea que se puso sobre la mesa de reducir la cifra actual de elementos en las vías del casco.

Díaz añadió que también se ha hecho mucho hincapié en la accesibilidad y, por ejemplo, en la nueva ordenación del mobiliario, las papeleras no se instalarán las paredes y fachadas, como se hacía hasta ahora, sino que se colocarán junto con los bancos.

Además, se planteó que se eliminarán los maceteros que quedan en las calles peatonales “porque crean barreras arquitectónicas” y afectan a la visibilidad de las vías. “Es verdad que algunos vecinos los echan de menos, pero supone un coste de almacenamiento, porque cada vez que hay eventos se quitan”, además de otros inconvenientes, “y lo que dijo Maisa Navarro fue que no tenía sentido su colocación en determinadas calles porque no aportan nada”. “Y nosotros siempre hemos defendido esta forma de verlo”,  apuntó la edil.

 

Aparcabicicletas

Asimismo, se instalarán unas aparcabicicletas dentro del casco histórico, siguiendo la línea estética del resto del mobiliario urbano, y en puntos muy concretos para que “pasen lo más desapercibidas posibles”.

Este nuevo mobiliario, en el que predomina la madera y el aluminio y elementos neutros con un mantenimiento sencillo, se empezará a instalar a lo largo del próximo 2019. Las primeras vías donde se colocarán serán las dos que se van a peatonalizar el año que viene, Capitán Brotons y Bencomo, que cuentan con un presupuesto en torno al 1.500.000 euros, que incluye la contratación de este mobiliario. En el resto de vías peatonales, se irán retirando paulatinamente los elementos que hay en la actualidad y renovándolos por los nuevos.

Asimismo, para este año se ha contado con una partida de 200.000 euros para la compra del nuevo mobiliario, dentro de un convenio de dos millones de euros con el Gobierno de Canarias, y que se incrementará en futuros convenios, aunque aún el Ayuntamiento no cuenta con un presupuesto definitivo del coste de la renovación de estos elementos.

Asimismo, la edil apuntó que la propuesta presentada en la comisión no tiene por qué ser “la definitiva, porque aún hacen falta informes del área de Servicios Municipales y la de Obras”, en cuanto a si es el mobiliario más adecuado.

Candelaria Díaz también adelantó que este plan de renovación del mobiliario urbano en el casco se planteará en el futuro a los demás barrios y pueblos en el municipio, “con un criterio unificado entre todos”.