Trail

Davinia Luis: “Me quedo siempre con el compañerismo que puede haber en una carrera”

Davinia Luis es la ganadora de Castáñate Las Patas y cara conocida en los eventos deportivos tinerfeños

Davinia Luis siempre tiene una sonrisa para los demás, ya sea compitiendo o ayudando. Por eso, es una de las caras más conocidas del otro lado de los eventos deportivos: Maratón de Tenerife, K42 Anaga, y un largo etcétera de carreras en la que puedes encontrarla en la línea de meta o en la entrega de dorsales. Sin embargo, Davinia ha demostrado ser todoterreno: ganadora de la última edición de Castáñate Las Patas, ha probado prácticamente todas las disciplinas deportivas y en ninguna le ha ido mal. Hablamos con ella para que nos cuente cuáles son sus preferencias deportivas y cómo ha llegado a ser la deportista que es ahora.

Eres todoterreno: trail, obstáculos, MTB… ¿con qué disciplina de las que has tocado te quedarías y por qué?
Hace aproximadamente siete u ocho años que comencé con las carreras y fue porque mi monitor de mantenimiento deportivo del gimnasio me dijo que iba a haber una carrera solidaria y si quería participar. Al final me decidí y dije por qué no, para ayudar. Era un veinticuatro de diciembre y se recaudaban juguetes para niños pobres durante las Navidades, y esa fue mi primera distancia. Un trail de montaña de 18 km, pero era solidaria. Y desde entonces me empezó a gustar correr y empezar a hacer cosas, y empecé con las carreras, hice asfalto también al principio, pero me quedo sobre todo con la montaña. De todo lo que he hecho, me encanta la montaña pero cada día me gusta más descubrir todo tipo de competiciones, todo tipo de pruebas, y saber hasta dónde llega el límite del cuerpo, y si somos capaces de llegar a conseguir los objetivos. Ya he intentado tocar todo tipo de modalidades y cada año me voy poniendo otro tipo de objetivos, y me gustaría seguir intentado hacer más cosas. Sí que este año he tenido menos tiempo, pero ahí vamos, haciendo de todo un poco. Pero una de las modalidades que me gustan, sobre todo, son los trail de montaña. Disfruto con la montaña, aparte de que trabajo en la montaña.

Después de ganar Castáñate Las Patas, ¿cómo valorarías la carrera?
El fin de semana pasado tuve la oportunidad de participar en Castáñate Las Patas, fue la primera vez que participaba en esa carrera, y es verdad que tenía la ilusión de poder participar en ella. Siempre, desde que se lleva organizando la Maratón de Santa Cruz participaba como voluntaria, y la organización, y justamente lleva siempre coincidiendo la misma fecha. Y la verdad que este año, sin tener tantos kilómetros, ni tantas posibilidades de hacer tantas carreras debido al trabajo, y tuve la oportunidad de participar. La carrera fue bastante bonita, dura, pero me encantó y la verdad es que se dio bastante bien, no esperaba el puesto que conseguí, e iba un poco nerviosa porque claro, si no entrenas tanto como normalmente sueles hacer, vas con esas sensaciones de decir no sé cómo me va a ir. Hacía tiempo que no hacía una carrera larga. El Castáñate Las Patas, valoro la carrera bastante bien, bastante bien organizada, un muy bonito recorrido, la verdad que la última parte se me hizo bastante larga, y la subida ya me habían comentado lo larga que era, que si tenía cabeza se podía hacer, y la verdad que la disfruté bastante, y con la gente por el camino, los toboganes, las cuerdas, y bastante recomendable para todo el mundo.

Estuviste también en FudeNaS la semana pasada, ¿qué es lo te atrajo para realizar la modalidad carrera de un día?
Ya llevaba cuatro años apuntándome a FudeNaS, y durante tres años me apunté en la modalidad de Ruta. Tuvimos la posibilidad de intentar hacer FudeNaS hace cuatro años fue cuando se suspendió, ese año no lo pudimos hacer. En los años siguientes nos seguimos apuntando en dos días y duro… con caídas, de todo un poco, algunas averías con las bicicletas, pero se ha podido lograr. Y este año nos pusimos el objetivo de por qué no intentarlo en un día. Mis compañeros este año han estado mucho más entrenados, han tenido mucho más tiempo de hacer entrenamientos, yo no he podido tanto. Muchos nervios sobre todo al final, sobre todo después de esa caída que tuve, pero nada, hicimos lo que se pudo, en los últimos entrenamientos, y llegó el día. Se hizo la carrera, se hizo dura, sobre todo porque las condiciones meteorológicas de los días anteriores no permitieron que estuviera el terreno tan suelto, o tan bueno como otros años, estaba embarrado, tenía muchísimos charcos, y se dificultó bastante por ese barro, y por muchos sitios, pero fue muy divertido, porque incluso en uno de los sitios parecía que habían amasado mezcla y si te caías dentro del barro te quedabas aplastado y no podías salir. Alguna caidilla, y de todo, pero se disfrutó mucho, se hizo duro al final, pero se hizo. Siempre llegamos a decir que no volvemos a hacer otra locura de estas, pero se acaba y ya tenemos en la cabeza otra prueba de estas. Y ya tenemos en mente irnos en febrero para Lanzarote a hacer la Ultrabike.

¿Cómo entrenas normalmente para obtener tan buenos resultados?
Hace dos añitos, un poquito más, tenía más tiempo para entrenar porque estaba en un trabajo de lunes a viernes, y aproveché esos dos años y le saqué partido a tope. Tenía más tiempo para entrenar y los fines de semana incluso no me daban, porque llegaba a hacer dos y tres competiciones en un día. Ahora mismo estoy en un trabajo que me gusta pero tengo menos tiempo para entrenar. De ahí que no tenga tanto tiempo para competir o para entrenar, y siempre los entrenos largos se intentan hacer los fines de semana. Durante la semana intento ir a nadar, al menos unas dos o tres veces a la semana, dependiendo del tiempo que tenga. Salgo también mínimo una vez entre semana con la bicicleta, y si puedo también salgo a correr. Intento siempre mínimo nadar, correr y hacer bicicleta, y si no tengo muchos días intento que sea uno, uno y uno. Y en el día libre que tengo entre semana a veces hago los tres: hago bici, corro y nado. Antes sí que llegaba a entrenar siete días en semana, si el tiempo me lo permite y tengo tiempo, sí que lo hago.

Davinia Luis: “Me quedo siempre con el compañerismo que puede haber en una carrera”

¿Tu secreto está en la alimentación?
Mis amigos siempre me dicen que soy un bicho raro. No soy vegana, ni vegetariana, ningún tipo de esos que tiene hoy todo el mundo, o esas modas alimentarias. Como de casi todo, pero mi palabra es comer lo justo y necesario. Para mí es más importante el deporte, que la propia comida. En cuanto a la alimentación yo como mi desayuno y mi almuerzo, y después comer no suelo comer. Una cosa que sí me gusta hacer y que la gente se ríe mucho conmigo, es que antes de hacer una competición me gusta comer pasta seca, sin salsas, con un poquito de queso, un poquito de atún, pero pasta. Intento hacer macarrones, o puedo comer también pechuga, me gusta mucho. Mi dieta para las carreras sería con pasta, macarrones o espaguetis, y pechuga de pollo, que me gusta sobre todo para las carreras o para esa semana. De resto, pues lo normal, intentas comer tus potajitos si puedes, y me gustan más las legumbres que las verduras, eso sí es verdad.

Se te suele ver también ayudando en la organización de eventos. ¿Te gusta esa parte del deporte, la de ayudar al participante?
Me gusta mucho, aparte de ayudar a los que ya conoces, seguir ayudando a gente nueva, dando lo que uno espera cuando está corriendo. Una sonrisa de cara al público. Mucha gente no habla idiomas, y una de las cosas que me encantan es estar ahí, porque muchas personas de la organización o los voluntarios no hablan idiomas. A veces me gusta más ayudar que estar de manera activa en una carrera, aunque requiere más esfuerzo, más horas, estar en un avituallamiento o en la organización. Mucha gente me dice últimamente que a ver cuándo te toca a mí, que siempre estoy en la organización, pero hay que hacer de todo un poco. No se trata solo de competir, sino de ver lo que hay dentro, más allá, sabiendo lo que pasa dentro y fuera. En nuestro equipo 7Raid organizamos varios eventos, como Teide 360, Faro a Faro, y llevo años en el Maratón de Tenerife. Estuve entregando dorsales, de traductora, organización, solucionando problemas, se nos mandó con el coche oficial. Son otras maneras de vivir las carreras desde dentro, para ver lo que se pasa, eso te reporta un montón, estar con gente que aprecias siempre que se pueda, y el día que no pueda correr estaré ayudando en lo que haga falta.

Eres ya una cara conocida del deporte tinerfeño, ¿recuerdas cómo fueron tus inicios?
Yo llevo toda la vida haciendo deporte, pero antes me consideraba una persona de deportes de pelota. Jamás en mi vida había competido, nunca me lo llegué a plantear siquiera. Sí que empecé con la natación muy pronto, a los siete años por un problema de cadera, y desde entonces no he parado de nadar, aunque no compitiendo, sino yendo a la piscina siempre que podía durante la semana. En primero de bachillerato tuve un profesor que ha sido de los mejores que he tenido, porque ese fue el que me descubrió la locura en el cuerpo, se llama Cecilio, y él puso una asignatura optativa en segundo de bachillerato que era Acondicionamiento Físico en la que hicimos de todo menos acondicionamiento físico. Rápel, escalada, hicimos puenting, rápel en barrancos con agua… Impresionante. Y a partir de ahí descubrí que había algo más aparte de esos deportes tranquilos y mucho senderismo, rápel, escalada. Después también hacía capoeira, entrenaba por mi propia cuenta, corría de vez en cuando, pero no me había plateado nunca el irme a correr en una carrera, algo competitivo, no me lo había planteado nunca. Y con el monitor de mantenimiento deportivo de gimnasia, que se llama Manolo Méndez quien me animó a mi primera carrera. Después de esa hice la San Silvestre de La Laguna, hice la TNT, el Trail Nocturno de Tegueste, esa fue mi primera carrera de montaña, y ahí empecé a hacer carreritas. Algunas de asfalto, algunas de montaña, poquito a poco. No me planteaba tampoco hacer nada muy largo, empecé a conocer gente, me encantaba quedarme a ver los podios al final, pero no me planteaba ser una persona que hubiera cogido nada, nunca de que podría llegar a tener un fondo, o una condición física tan buena como para estar alguna vez en un podio, compartiendo momentos con otras personas. Desde entonces he hecho raid de multiaventura, triatlón, travesía, acuatlón, orientación, he hecho un montón de locuras habidas y por haber. Este es el año en que menos he competido, sobre todo participar, conocer gente, que son las mayores alegrías que te dan, y no solo la gente que está compitiendo contigo, sino también con la gente que te anima por el camino, gente que vas conociendo. Familiares, amigos, otros conocidos que corren a lo mejor esas carreras y de momento, mientras el cuerpo aguante, intentaré seguir cumpliendo objetivos y podemos hacer todo lo que nos planteemos, y siempre estar ahí, participar, intentar no caerse, si nos caemos intentar caer de la mejor manera, para terminar esos sueños y esos retos que nos vamos proponiendo.

De todos los eventos en los que has participado, en muchos de ellos incluso ganando, ¿con cuál te quedarías y por qué?
La verdad que no lo sé, con lo mejor que me puedo quedar siempre es con el compañerismo que puede llegar a haber. Hay de todo un poco, porque en la vida siempre te vas a encontrar con cosas buenas, cosas malas. La verdad que no lo sé, me encana estar ahí, me encanta disfrutar, me encanta compartir muchas veces con muy buenos amigos, y una carrera que sea fácil no creo que haya ninguna. En todas estas ahí, tienes que luchártelas, tienes que jugártela, y siempre la mente es la que juega un papel muy importante. Si físicamente estás bien puedes hacer un buen papel. A lo mejor no me quedaría exactamente con ninguna, pero sí que me quedaría con esos recuerdos, por ejemplo haber competido en Polonia. Hay anécdotas que vas consiguiendo cada vez que vas a hacer una competición, anécdotas súper divertidas. La Quebrantahuesos, el trail do Castelo, que fue dura, dura, y me quedo con esas experiencias tan bonitas. Cada carrera, cada sitio donde vas, siempre tienes esa cosita, te vas con esa experiencia, Lo pasas mal en algunos momentos, pero siempre te vas con esa experiencia distinta. A todos nos está gustando cada vez más salir fuera, a descubrir cosas nuevas, y el día de mañana nos vamos a quedar con esas experiencias bonitas vividas.

¿Cuáles son tus retos para los próximos meses?
De cara a estos meses no sé si podré hacer alguna cosita más, me estoy planteando la del infierno en Tegueste, y puede que la San Silvestre. Me estoy planteando la de obstáculos de Güímar y me gusta la San silvestre de Garachico, me encanta porque e bastante familiar y se disfruta, es divertida, no es llana. De cara al próximo año ya tengo tres retos, que estoy ya inscrita: Ultrabike de Lanzarote, luego nos han invitado a hacer una carrera en Francia a finales de mayo, y luego voy a hacer los Acantilados del Norte en La Palma en pareja. Y quién sabe, seguramente surgirán otras más cosas.  Hay algunas que me gustaría per que no he participado, como Haría Extrem. Quise participar también en Mont Blanc pero por sorteo me quedé fuera, y de cara a los próximos años me gustaría intentarlo. Cada uno se puede ir planteando la planificación, siempre de cara a las limitaciones que tenemos de tiempo, dinero, trabajo, hay que mirar de todo un poco. Pero tengo claro que siempre que pueda estaré ahí, y salir fuera, que se lo aconsejo a todo el mundo, aquí se disfruta, pero fuera podemos probar otro tipo de cosas y que sirva también para aprender.