SOCIEDAD

El apadrinamiento de senderos toma forma en los barrios palmeros

Mazo ha sido el primer municipio, junto a otras organizaciones empresariales como el Centro de Iniciativas Turísticas Tedote y empresas privadas del territorio, en expresar su apoyo a la iniciativa de Manu y su familia

Alumnos y profesores toman la iniciativa siguiendo el ejemplo de Manu, en la imagen, y su familia. | DA

Extender la iniciativa del apadrinamiento liderado por vecinos de los caminos reales y senderos de La Palma, para garantizar su mantenimiento y la vigencia de un recurso natural, paisajístico y económico vital en la configuración del producto turístico de La Palma, fue motivo de análisis en la reunión que mantuvieron colectivos de Villa de Mazo y algunos de los concejales de ese ayuntamiento. Todos buscan la fórmula para “extender una iniciativa familiar al ámbito social e institucional de una forma coordinada”, explica el promotor de esta iniciativa, un padre de familia profesor universitario, Vicente Zapata, que ha logrado la implicación de todos los miembros de su familia, especialmente de Manu, su hijo de 12 años, que junto a alumnos de las escuelas unitarias de Lodero y La Sabina, así como sus profesores, padres y madres, un gran equipo que llevó a cabo la limpieza de los caminos de Mazo Montaña de la Breña y Montaña de Tirimaga al grito de “No tiren basura porque contamina”.

Lo más llamativo de esta actividad, que tiene sus orígenes en la decisión de Manu, que año y medio atrás remitió una carta de su puño y letra al presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, exponiendo su preocupación por la preservación de los senderos y pidiéndole ayuda para impulsar el mantenimiento de los senderos, más allá de la inversión económica a partir de fondos públicos.

Mazo ha sido el primer municipio, junto a otras organizaciones empresariales como el Centro de Iniciativas Turísticas Tedote y empresas privadas del territorio, en expresar su apoyo a la iniciativa de Manu y su familia, una manera de garantizar el recurso natural de la red de senderos con los que cuenta la Isla, algunos de ellos cruzando la veintena de espacios palmeros que figuran dentro de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos.

Vicente Zapata e impulsor de este proyecto, es el padre de Manu y lleva 26 años impartiendo clases en la Universidad de La Laguna. Está comprometido con varios proyectos científicos, pero su argumento para defender los senderos de La Palma y su mantenimiento va más allá. Quiere que el Cabildo impulse una estrategia conjunta para garantizar la implicación de los residentes palmeros y de los turistas en el cuidado de una red de senderos como producto turístico y recurso de las comunidades locales. Si bien los principales senderos de La Palma -Los Tilos y Marcos y Corderos, La Caldera, y la Ruta de Los Volcánes- están en buen estado de mantenimiento a cuenta del propio Cabildo, con competencias en materia de Medio Ambiente y en la gestión de residuos, el cuidado y limpieza de la restante red de senderos, por lo demás muy amplia e imposible de asumir de forma exclusiva para la administración, está en una estado de semi abandono y con riesgos de un deterioro progresivo a largo plazo. Asegura Zapata que la clave para defender el modelo de isla sostenible y no perder el patrimonio de senderos, es la implicación de los propios vecinos y residentes en la Isla. La mayor parte de los residuos recogidos estos años, son dejados en su mayor parte por los residentes.