cd tenerife

Trascendental victoria del Tenerife, que coge aire gracias a los tantos de Naranjo y Suso (2-1)

El CD Tenerife logró en la tarde de hoy una trascendental victoria a costa de un voluntarioso Rayo Majadahonda

Trascendental victoria del Tenerife. | FOTO: Fran Pallero

El CD Tenerife logró en la tarde de hoy una trascendental victoria a costa de un voluntarioso Rayo Majadahonda. Los goles de Naranjo y de Suso, de penalti, sirvieron para cosechar la tercera victoria de la temporada, que llegó en el momento justo, cuando la situación clasificatoria era agónica y cuando las odiosas comparaciones se acordaban de aquella fatídica temporada 00-01, la del descenso a Segunda División B. Con estos tres puntos, los blanquiazules toman aire y sueñan con remontar el vuelo a costa de esta victoria

En el once inicial fabricado por el entrenador blanquiazul destacó el regreso de los centrales Alberto y Jorge, y del centrocampista Bryan Acosta. Los tres no pudieron estar en El Sadar.

Mejor no pudieron arrancar las cosas en el duelo. En el primer ataque que montó el cuadro local, los blanquiazules lograron adelantarse en el marcador. Condujo por el costado diestro Malbasic y el atacante serbio apreció la incorporación de Naranjo. La asistencia de su compañero la aprovechó el andaluz para batir por primera en la tarde a Basilio.
Tras el tanto, el Rayo Majadahonda sufrió otro contratiempo, ya que se marchó Rafa con problemas físicos y entró Jorge. En el minuto 36, el técnico majariego se vio obligado a realizar la segunda sustitución, también por lesión. Se marchó Enzo y entró Fede Varela.

Trascendental victoria del Tenerife. | FOTO: Fran Pallero

Tras unos minutos en los que el Tenerife no tuvo la pelota, aunque al cuadro de Oltra se le veía cómodo en el campo, el cuadro local incrementó su dominio y acumuló suficientes ocasiones de gol como para haberse marchado a los vestuarios con una renta considerablemente cómoda.

Lo intentó desde la frontal con un duro disparo Bryan Acosta. Detuvo en dos tiempos Basilio. Mucho más clara fue la ocasión que disfrutó Filip Malbasic diez minutos después con respecto a la del catracho, es decir en el 37. Salió de su portería Basilio y el balcánico tiró el esférico al lateral de la red, no entrando el balón por muy poco.

En líneas generales, la primera mitad tuvo color local, gracias a que los blanquiazules dominaron a su rival y tuvieron las ocasiones para marcar algún que otro gol más. En cambio el equipo madrileño apenas tuvo oportunidades de molestar a Dani Hernández. El meta hispanovenezolano solo temió lo peor en una ocasión, cuando un remate de Benito se estrelló en el larguero (minuto 41).

La segunda parte arrancó casi como lo hizo la primera: con el Tenerife batiendo a Basilio. Esta vez fue de penalti. Morillas tocó claramente un balón con la mano antes de que Naranjo pudiera engancharlo. Suso Santana fue el encargado de tirar la pena máxima. Lo hizo engañando al meta majariego para disparar a su lado izquierdo, anotando así el 2-0.

Trascendental victoria del Tenerife. | FOTO: Fran Pallero

Tras marcar el gol de la tranquilidad, el Rayo, ya viendo perdido el partido, se decidió a ir a por la portería tinerfeña. Así acumuló un par de acciones de peligro que comenzaron a intranquilizar a la parroquia local. En los minuto 64 y 65, el equipo madrileño dispuso de dos ocasiones consecutivas, una de Benito y otra de Jorge. En ambos casos Dani se afanó para evitar que su portería dejase de estar imbatida.

Trató de reaccionar Oltra, metiendo en el campo a Joao en el sitio de Suso. A punto estuvo de anotar el 3-0 el jugador cafetero en el minuto 71 tras resolver una acción personal.
Antes de eso, en el 69, un disparo de Benito se fue rozando el palo de la meta insular. Sería el preludio del gol marcador por Toni Martínez para el Rayo Majadahonda, que logró recortar distancias en el marcador en el minuto 73.

Mal tuvo que ver las cosas Oltra para pasar a defender con tres centrales y dos laterales. Para jugar así quitó a Bryan Acosta del campo y metió a Carlos Ruiz. El Tenerife entonces pasó a jugar con un 5-4-1, con Naranjo como referencia arriba y Malbasic escorado al costado zurdo.
El partido entró en su recta final con incertidumbre. O bien el Tenerife podía marcar el tercer o el Rayo lograr el empate, ya que los de Iriondo arriesgaban mucho para conseguir el punto.

Apretó los dientes el equipo recién llegado a la Segunda División, pero en los últimos minutos el equipo chicharrero supo aguantar el marcador favorable para así lograr la tercera victoria de la temporada, todas logradas al abrigo de la afición del Heliodoro Rodríguez López.