Sucesos

Amy era “puro amor”

Alegre y apasionada de su trabajo. Así describen a la joven fallecida en el Puerto de la Cruz sus amigos y familiares mientras la Policía sigue investigando qué pasó después de que se fuera del ‘pub’

Por K. Estévez / T. Fumero

Amy Louise Gerard. / FACEBOOK

Amy Louise Gerard era “puro amor”. Así la definen los que tuvieron la suerte de conocerla y compartir tantos momentos de la vida con la joven británica desaparecida desde hace días en el Puerto de la Cruz, cuyo cadáver fue hallado el pasado lunes frente a la costa del Puerto de la Cruz, a la espera de que la autopsia confirme oficialmente de que se trata de la británica, como dan por hecho fuentes conocedoras de los pormenores del caso.

Lo cierto es que Amy era una joven llena de energía, siempre con una sonrisa y amante de su trabajo, y así se le puede ver en innumerables imágenes compartidas en las redes sociales, y de las que se publica una selección junto a estas líneas. “Nadie podría decir algo malo de ella, era una persona que brillaba por donde iba”, coinciden en definirla los suyos.

Si algo caracterizaba a Amy era su amor por los animales. La joven, que trabajaba en el Loro Parque, era entrenadora de mamíferos marinos, y particularmente se encargaba de las orcas, lo que da una idea de su alto nivel profesional, así como de la confianza de la que disfrutaba en el definido como “mejor zoológico del mundo” tanto el año pasado como en el actual.

No todo el mundo puede cuidar de estos fabulosos depredadores marinos, pero Amy se ganó el ascenso por sus méritos cuidando a los delfines y a los leones marinos, a lo que se añade la experiencia atesorada en la República Dominicana, México y Francia, sus anteriores destinos profesionales.

Amy trabajaba en el Loro Parque desde 2016. FACEBOOK

 

Pero a Amy le viene de pequeña esta vocación, quizás porque es natural de Grimsby (Lincolnshire), cuyo puerto es, junto al contiguo de Immingham, el más grande del Reino Unido por tonelaje. Por todo ello no es de extrañar que se licenciase en Ciencias del comportamiento animal en la Universidad de Lincoln. Desde esa parte del Reino Unido llegaron, tras saber de la desaparición de Amy, su madre Julie, su hermana Chloe y el prometido de esta, Mike. Ellos confirmaron lo ajeno que era una ausencia tan prolongada e inesperada a la conducta habitual de la joven británica.

Tras terminar sus estudios en 2012, inició su periplo internacional, ya descrito, para terminar siendo contratada por el Loro Parque en 2016, tal y como certifican las imágenes subidas por ella misma a sus cuentas personales de las redes sociales.

Era una profesional del cuidado y entrenamiento de animales, más enfocada en la parte psicológica. “Amaba a los animales con los que trabajaba, lo hacía de todo corazón, hasta dedicar su vida a ellos”, recordaban ayer sus afines a DIARIO DE AVISOS.

Amy, que pronto cumpliría los 29 años, era muy amiga de sus amigos. Por eso no es de extrañar que el último día en que fue vista con vida, en la noche del jueves al viernes pasados, estuviera celebrando el cumpleaños de una compañera de trabajo.

Disfrutaba del momento en el pub irlandés Molly Malone con sus conocidos y su actual pareja, el alemán Dennis, con el que compartía piso y trabajo, tal y como se puede observar en un vídeo publicado por www.diariodeavisos.com.

También se sabe que Amy terminó de formalizar su divorció el pasado mes de noviembre de Ryan Docherty, con quien mantuvo una larga relación, y cuya separación no estaba siendo amistosa, aseguran los cercanos a la joven.

Amy Louise Gerard. FACEBOOK

La británica se conectó por última vez a WhatsApp a las 23.26 horas del pasado jueves, y el dueño del pub irlandés donde celebraban la onomástica sostiene que se fue del lugar entre las doce y media y la una de la madrugada. Los testigos sostienen que Amy y Dennis se fueron cada uno por su lado.

Ahora, los investigadores intentan esclarecer qué pasó tras aquella celebración y si, definitivamente, es el cuerpo de Amy el que fue encontrado flotando a escasos metros del litoral portuense, donde los servicios de emergencias ya comenzaron a buscarla en la mañana del pasado domingo, apenas 24 horas después de que se presentase, a primera hora del sábado, una denuncia por su desaparición en la comisaría de la Policía Nacional existente en la localidad turística por excelencia del norte de la Isla. Desde el inicio de la jornada dominical, un helicóptero del Grupo de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias daba pasadas a baja cota y muy lentas sobre zonas determinadas del litoral portuense, en un operativo donde también participaron una embarcación de Salvamento Marítimo y otra de Cruz Roja.

Sea lo que fuera que movió a los especialistas de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) a buscar a esta amaestradora de orcas en el mar, lo cierto es que acertaron de pleno, como lo demuestra que encontraran, justo donde la buscaban, unos restos mortales que ahora son objeto de análisis exhaustivo en el Instituto de Medicina Legal tinerfeño.

Mientras tanto, la expectación en el Reino Unido por el caso de Amy no cesa, o al menos eso se desprende de la profusión de informaciones publicadas por medios como el tabloide sensacionalista The Sun o la emisora de radio y televisión pública británica, la BBC.
Todos aguardan a que los investigadores culminen su labor y descubran qué pudo pasar con Amy, la inglesa a quienes los suyos describen como “puro amor”.

La joven británica, una apasionada de su trabajo. FACEBOOK

Amy: “Lo más importante es amar a tus animales”

Son las frases pronunciadas en un vídeo promocional del Loro Parque, por Amy Louise Gerard, la joven británica cuyo cadáver, como se dar por hecho a la espera de que lo confirme la autopsia, apareció el pasado lunes frente a la costa del Puerto de la Cruz, y gracias a ellas sabemos lo intensamente que vivía esta mujer lo que, evidentemente, era más que una profesión, y que ella misma resume con esta sentencia: “Lo más importante de ser un entrenador es amar a tus animales”.

Además, Amy explicaba que “mi trabajo no es solo cuando vengo a trabajar por la mañana, es pensar en ellos todo el tiempo”. “Estamos aquí con ellos, así que lo más importante son ellos y su bienestar. Es para asegurarse de que todos los animales estén felices y cómodos”. “Todos nuestros animales son muy diferentes, todos tienen cosas únicas y aprendes a amar estas cosas sobre todos y cada uno de los animales”, añadía Amy en el vídeo.