TENERIFE

El cierre del anillo estará operativo en 2024 y será rentable en dos años

El presidente del Cabildo asegura que la obra, con un prespuesto de más de 360 millones, saldrá a licitación este mes; se hará un proyecto modificado para incluir un carril para el tráfico lento

Imagen de una señal del anillo insular / DA
Imagen de una señal del anillo insular / DA

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso (CC), aseguró ayer que la obra del anillo insular, cuyo coste se prevé que será de 365 millones de euros, será rentable en dos años debido a los beneficios que induce en el conjunto de la economía. El proyecto saldrá a licitación antes del 31 de diciembre, dando comienzo así al proceso de presentación de ofertas para poder adjudicar e iniciar las obras el próximo año. El objetivo es que esté en funcionamiento en 2024.
Carlos Alonso, tras reunirse con el vicepresidente del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, y representantes del PSOE y el PP para analizar el proyecto del casi cierre del anillo insular entre El Tanque y Santiago del Teide (faltaría el tramo Los Realejos-Buen Paso), avanzó que, una vez que esté abierto el túnel del anillo insular, una persona que viva en Tacoronte llegará más rápido a Adeje utilizando esta vía que por Santa Cruz dirección sur.

En cuanto a la polémica de que solo contara con un carril entre El Tanque y el túnel de Erjos, Alonso hizo referencia al proyecto de carril lento de dos kilómetros en la zona de El Tanque, que va a permitir a los vehículos pesados circular a la derecha. Además, señaló que el segundo carril podrá estar en funcionamiento al mismo tiempo que el anillo insular.

Sobre el carril para tráfico lento también habló Pablo Rodríguez, quien comentó que han incorporado un proyecto modificado que saldrá en la licitación por poco más de 10 millones para sumar una vía adicional de dos kilómetros. Según el consejero, este segundo carril, destinado al tráfico lento, que empata con el túnel de 5 kilómetros que tiene dos carriles en cada sentido, “responde a las necesidades actuales de manera sobrada”. El consejero regional aseguró que, “a pesar de la reunión y del buen clima”, las críticas van a seguir, puesto que los ciudadanos que están en una cola sufriendo necesitan soluciones inmediatas.

Sobre las diferencias políticas mostradas por el PP y por el PSOE, Alonso precisó que “la declaración de impacto ambiental caducaba en marzo del año que viene, y cualquier ampliación del trazado hubiese supuesto una nueva declaración de impacto ambiental, con un trámite de aproximadamente dos años”. “Hoy todos han respondido que la mejor solución es la que se adoptó, es decir, revisar el proyecto para poder licitarlo en diciembre”, insistió el presidente del Cabildo tinerfeño.

“Es falso que PP y PSOE no conocieran el proyecto”

El presidente del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso (CC), afirmó ayer que “es falso que PP y PSOE no conocieran el proyecto del cierre del anillo”. “Lo conocía el alcalde de Santiago del Teide [Emilio Navarro (PP)], que ha estado en todas las reuniones con los vecinos donde se les ha explicado el proyecto para las expropiaciones”, al igual que “el alcalde de El Tanque” [Román Martín (PSOE)], y, además, también estaban al tanto “la consejera de Patrimonio del Cabildo o el consejero de Medio Ambiente” (ambos del PSOE).

A pesar de la polémica y de que el PP rompiera el Pacto Por Tenerife, que plasma los proyectos estratégicos para la Isla, Alonso aseveró que “este pacto es muy valioso, porque fija con carácter claro cuáles son las prioridades y, entre ellas, está la del anillo”. “Les pido a los dos partidos que reconsideren su posición, con la información que les hemos dado, y que se posicionen, de nuevo, del lado de sacar adelante el proyecto”, concluyó.